martes, 18 de diciembre de 2012

Habitantes de Newtown, Connecticut, tratan de volver a la normalidad tras la masacre

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Tiroteo Newtown Connecticut

Mientras la ciudad de Newtown en Connecticut llora sus muertos, las escuelas de la ciudad, -seis primarias y secundarias- reabrieron sus puertas este martes, por primera vez desde la tragedia ocurrida el viernes pasado. Unos 4.700 alumnos regresaron de esta manera a clases.

La pequeña ciudad, escenario de una masacre que enluta a muchas familias, celebró ayer los funerales de dos de las 26 víctimas del tiroteo registrado en Sandy Hook. Otras ceremonias se celebrarán a lo largo de la semana, entre ellos, tres este martes.

Los funerales de James Matiolli, de 6 años de edad y de Jessika Rekos, de 6 años de edad, se celebraron hoy. Otra ceremonia había sido organizada para la maestra Victoria Soto, según reseña Radio-Canada.

La seguridad fue reforzada en las escuelas. Fueron ubicados agentes policiales en la parte externa de las instituciones. Las autoridades quieren crear de esta forma un “escudo protector” para los niños, para que se sientan seguros. Asimismo, le pidieron a los padres hablar sobre el tiroteo con sus hijos antes del regreso a clases.

Es posible que la escuela Sandy Hook no reabra sus puertas. Un vocero de la policía local, George Sinko, dijo que sería muy difícil para los estudiantes regresar al lugar del drama. Pero “queremos mantener a los niños juntos. Deben apoyarse entre ellos».

Varios de los padres de los niños de la Sandy Hook expresaron que deseaban el regreso a clases, para poder volver, poco a poco, a la vida normal.

Ayer fueron celebrados los funerales de Jack Pinto y Noah Pozner, ambos de seis años de edad.

Foto: Captura de pantalla – YouTube