martes, 18 de diciembre de 2012

Otra familia mexicana enfrenta el riesgo de ser expulsada de Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Protesta de los Mexicanos Unidos por la Regularización

Una familia mexicana que vive en Montreal y que debe ser deportada, pidió este martes al ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, revisar la decisión.

La familia Reyez Méndez dejó México en 2008, luego de que el padre fuera secuestrado en tres oportunidades, según ha narrado. La última vez, su hijo, que tenía entonces 11 años, fue igualmente secuestrado.

A su llegada a Quebec, reseña Radio-Canada, pidieron asilo, pero en mayo de 2012 recibieron la respuesta negativa de Inmigración. En agosto le negaron su solicitud de apelación, pero sostienen que su abogado no les informó. El 27 de diciembre conocerán la fecha de deportación.

Fue así como esta familia convocó a los medios de comunicación en una iglesia del bulevar Rosemont. Dicen que sus hijos, de 16 y 17 años, se encuentran bien integrados a la sociedad québécoise. El más pequeño ha pedido que le permitan terminar el año escolar. El padre trabaja y todos hablan ya francés. El temor es por su vida, dicen, si llegan a regresar a su país natal.

“Pido al Gobierno de Canadá, por favor, permítanos permanecer aquí, porque no podemos regresar a nuestro país. Ahora que vivimos aquí estamos seguros e hicimos una nueva vida”, dijo Eduardo Reyes Méndez.

Mexicanos Unidos por la Regularización apoya a esta familia de inmigrantes. La organización, que en el pasado se ha pronunciado por otras familias, está pidiendo que sea retrasada la expulsión de esta y otras personas que viven en Quebec. Sus militantes sostienen que México es un país “en guerra de la cual la población es rehén”.

Desean también presentar un recurso humanitario,  pero la entrada en vigencia de la Ley C-31, el 15 de diciembre pasado, hace que deban esperar un año antes de hacer esta petición, y podrían entonces ser deportados antes del período.

El diputado de Mercier, Amir Khadir, denunció la ley y pide la intervención de la ministra de Inmigración de Quebec.

“Si una familia no quiere estar ilegal durante un año antes de hacer una solicitud ¿cuál es el recurso? Hay algo raro en esa medida, que lleva a la gente que quiere respetar las leyes a caer en la ilegalidad para pedir algo que es legítimo”, advirtió el parlamentario.

Foto: Facebook –  MUR