jueves, 20 de diciembre de 2012

Karolina Peake: la ministra de Defensa checa que duró ocho días en el cargo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Karolina Peake llegó al gobierno checo en virtud de una alianza de su partido, el Liberal Democrático, con el partido del presidente Vaclav Klaus y del primer ministro Petr Necas.

Con ciertas reticencias el presidente aceptó que Peake ocupara un ministerio y nada menos que el ministerio de Defensa.

Esto fue hace una semana. Este jueves Peake se quedó sin trabajo. El presidente la cesó súbitamente de su cargo.

Para muchos pudo haber sido su corta edad, 37, mientras que otros creen que la cúpula militar no quiso tomar órdenes de una mujer, algo que ya había hecho con contundencia: ni bien había llegado al ministerio cuando ya había despedido al secretario de Defensa y a dos otros altos cargos del ministerio.

Reporte de EFE:

La ministra de Defensa de la República Checa, Karolina Peake, ha sido destituida tras sólo ocho días en el cargo por el presidente, Vaclav Klaus, que ya antes incluso de su nombramiento dudó de que los soldados pudieran aceptar a una «jovencita» para ese puesto.

Peake, líder del Partido Liberal Democrático (Lidem), socio minoritario de la coalición de Gobierno, había cesado en su segundo día en el cargo al secretario de Estado de Defensa y a otros dos altos cargos del ministerio, argumentando que quería ocupar esos puestos con civiles.

Esos cambios fueron criticados por el primer ministro, Petr Necas, que es quien ha solicitado la destitución de la fugaz ministra. «De manera ostentosa no quiso ponerse de acuerdo con el jefe del Gobierno y se comportó como si el ministerio fuera su asunto privado», dijo Necas sobre su decisión.

«Me doy cuenta de las consecuencias cuando se desatan las pasiones y que pueden llegar a desestabilizar el Gobierno», añadió.

De hecho, tras conocer su cese, la política liberal declaró al canal CT24 que su destitución supone el fin de la coalición. «La participación de Lidem en el Gobierno prácticamente ha llegado a su fin», dijo en una advertencia que, de cumplirse, acabaría con la precaria mayoría de que dispone el Ejecutivo en el Parlamento.

«Soy incapaz de imaginarme que la señora Peake se convierta en una noche en una experta militar, y que los soldados, hombres patrios, aceptarán a esta jovencita en el papel de ministra de Defensa», había declarado el presidente Klaus cuando aún se especulaba con el nombre de Peake para dirigir Defensa.

Foto: blesk.cz