viernes, 21 de diciembre de 2012

Amaneció otra vez. Los primeros rayos del sol anunciaron el inicio de una nueva era maya

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El apocalipsis se transformó en fiesta. Una fiesta para celebrar el inicio de una nueva era maya. Una era que durará más de 5 mil años. Atrás quedó el 13 baktún, la era maya que acaba de finalizar.

Los más representativos lugares de la cultura maya son objeto hoy de visitas y numeras actividades.

El centro principal de estas ceremonias, se encuentra en el Parque arqueológico de Tikal, en Guatemala, donde se encuentran grandes vestigios de esta cultura precolombina. Aquí hoy se vienen realizando diversas actividades oficiales y oficiosos. Se encuentra presente en el lugar el presidente de Guatemala y numerosas autoridades.

En otro lugar histórico de la cultura maya, el templo Chichén Itzá, ubicado en Yucatán, México, también es objeto de numerosas visitas.

Se destaca la presencia de cientos de extranjeros venidos de múltiples lugares del mundo para presenciar este nuevo amanecer maya.

Numerosos gestos de recogimiento espiritual y agradecimiento por parte de los asistentes se han podido apreciar en estos lugares.

El amanecer de la Nuev Era en Tikal, Guatemala

Informa Prensa Libre.com

En el parque arqueológico de Tikal se encuentra presente el presidente Otto Pérez Molina, acompañado de su esposa, Rosa Leal, así como de funcionarios e invitados especiales.

«Estamos seguros que será un buen cambio para Guatemala«, dijo el presidente Pérez Molina a Prensa Libre.

Durante su recorrido por la plaza central del parque, el gobernante habló con varios sacerdotes mayas y líderes indígenas quienes participan en las actividades para ser testigos del amanecer de este 21 de diciembre.

Mientras tanto, a un kilómetro de distancia, al menos 300 turistas se ubicaron en la parte más alta del templo IV para ser testigo de la salida del Sol. Para lograr esto debieron llegar al lugar antes de las 4 horas.

Otros sitios arqueológicos

En Mixco Viejo unas 100 personas se hicieron presentes de desde que comenzó la madrugada con el objetivo de presenciar la salida de los primeros rayos del Sol.

La espera del nuevo amanecer estuvo acompañada de marimba, chinchines y flautas.

En este lugar se tiene previsto develar un glifo que contará la historia de lo que se vivió en el fin y el comienzo de la Nueva Era.

Por el momento no había ninguna autoridad en ese centro ceremonial.

En el otro sitio arqueológico ubicado en Kaminaljuyú, ubicado en la zona 7 capitalina, al son de las notas del Príncipe Quiché los guías espirituales se prepararon para ver el amanecer.

En este lugar se encuentra aproximadamente unas 200 personas, y sin la presencia de ninguna autoridad del Gobierno.

Con información de Alex Rojas, Jessica Gramajo y Julio Lara

Nuevo amanecer maya en Chichén Itzá, México

Informa La Jornada

Kaban no pudo resistir la emoción de recibir el primer amanecer de la nueva era maya y rompió en llanto frente al Castillo o templo de Kukulcán del sitio arqueológico Chichén Itzá.

“Estoy muy emocionada porque siento que sí se está dando realmente un cambio, un cambio para todas las personas y para México en medio de la situación que atraviesa, ya viene la subida, a veces tocar fondo es para subir”, dijo con la voz entre cortada la mujer de 35 años.

La turista mexicana, quien se identificó con su nombre “espiritual”, es una de los cientos de personas que se dieron cita desde la madrugada para entrar en el representativo sitio maya para ver los primeros rayos del sol del 21 de diciembre.

Hoy se completó el 13 baktun de los mayas, un periodo de 5 mil 200 años que fue visto por algunos grupos con una visión apocalíptica pero que, para los mayas, representa una etapa de renovación.

“El mundo no se va acabar, eso fue un invento de Hollywood”, se afirmó en una de las primeras ceremonias de grupos espirituales que se realizaron en el vestigio arqueológico.

Saludos y ofrendas al sol predominaron en la maravilla del mundo, que este viernes espera recibir una cifra récord de entre 30 mil y 40 mil visitantes.

Con velas y llamas llegaron desde la madrugada turistas de distintas nacionalidades del mundo para recibir la nueva era maya.

Debido a la alta demanda de visitantes por la fecha, el sitio abrió a las seis de la mañana, dos horas antes de lo habitual.

Además de estar en actitud de meditación, los asistentes al vestigio recargaron su energía abrazando árboles, acostándose en el piso y se expresaron mensajes de buenos deseos entre ellos.

“Me emociona mucho esto porque desde hace tres años inicié un recorrido por varios pueblos indígenas de Sudamérica y hoy termino este recorrido acá”, contó a Dpa la colombiana Lidia.

Trajes blancos y cinturones de colores, que indicaron algunos de los turistas lucen “para equilibrar la energía y evitar que se les traspase alguna mala vibración”, fueron las prendas que predominaron en la jornada.

El viernes también dominó la visita de grupos de meditación en Chichén Itzá, donde sin embargo no se vió la presencia de indígenas mayas en las primeras horas.

“Hoy nace un nuevo ciclo donde la vida será más justa, más armónica. En todo el mundo estamos celebrando el inicio de la nueva era, el tiempo de la transformación del mundo«, se afirmó durante una ceremonia del grupo espiritual Cuatlibalam, que por segundo día se robó las miradas de los turistas por los taparrabos, grandes plumas en la cabeza y cascabeles que lucieron para el acto.

La madrugada en Chichén Itzá llegó con una leve lluvia, que algunas turistas estadunidenses consideraron como parte de las “bendiciones” que traerá para la humanidad la nueva era.

El cambio de era lo dejaron registrados los mayas en piedras como el Monumento 6 de Tortuguero, encontrado en 1958 en el estado de Tabasco. Estudiosos de la inscripción jeroglífica interpretaron la fecha de culminación del 13 baktun el 21 de diciembre, que coincide con el solsticio de invierno, aunque otras revisiones a la estela datan el día de culminación del ciclo el 23 de diciembre.

Fotos: prensalibre.com