domingo, 30 de diciembre de 2012

Ángel Carromero llegó a España procedente de La Habana. Recluido en una cárcel de Segovia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El español Angel Carromero que permanecía preso en una cárcel de Cuba por homicidio culposo en relación a la muerte de los dirigentes opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, llegó extraditado a España, donde permanece en una cárcel de Segovia.

Una junta de Tratamiento analizará su situación para determinar su estatus en España. Hay fuertes indicios que pueda ser indultado.

Informa EFE

El dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero ha pasado su primera noche en la prisión de Segovia, donde ha sido trasladado desde Madrid. Horas antes, Carromero llegó a la capital española procedente de La Habana para cumplir el resto de sus cuatro años de condena por el accidente de tráfico que costó la vida a los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero

Custodiado por agentes españoles de la Interpol, Carromero ha llegado al aeropuerto de Barajas sobre las 12.10 horas en un vuelo regular de la compañía Air Europa procedente de La Habana. En el centro penitenciario, al que ha llegado sobre 14.20 horas en un vehículo, le realizarán los exámenes médicos pertinentes, previos a que la Junta de Tratamiento de dicha cárcel decida si le clasifica en tercer grado, es decir, un régimen abierto en el que sólo tendría que dormir en la cárcel o incluso hay una modalidad por la que sólo es vigilado con un control telemático.

El abogado no descarta que se le pueda conceder el indulto

Acompañado de otros dos coches, todos ellos policiales aunque sin distintivos, la caravana ha llegado al recinto penitenciario en un momento en el que ha cesado la lluvia, que ha estado cayendo durante toda la mañana, ante la presencia de una unidad de televisión y dos periodistas. Carromero ha entrado por un portón de la penitenciaría junto al edifico de acceso y, sin bajarse del coche, se ha dirigido a otro portón ya en el interior de la cárcel, situada en Perogordo, un barrio incorporado a la capital segoviana, tras lo que se ha perdido de vista el vehículo.

Fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press advierten que este tipo de gestiones no suelen hacerse de un día para otro por lo que es posible que Carromero tuviese que permanecer un tiempo en prisión mientras se realizan estos trámites. El plazo máximo llega a los dos meses. Asimismo, la Audiencia Nacional tendrá que determinar cuál es la pena que tiene pendiente tras haber cumplido cinco meses.

La viuda de Payá espera que pueda salir pronto de la cárcel

El abogado de Carromero, José María Viñals, espera que sea clasificado en tercer grado y no descarta que se le pueda conceder el indulto. En una entrevista con Efe indica que reclamará «un tercer grado en una de las modalidades más benignas», incluso que no duerma en prisión.

De los planes futuros de Carromero, su abogado destaca que «es una persona que trasmite serenidad», que «afrontó la situación con mucha entereza» y que «haga lo que haga, lo va a hacer bien, sea lo que sea». Según Viñals, después de la «pesadilla» que ha vivido en los últimos meses, el dirigente de Nuevas Generaciones del PP de Madrid se encuentra bien, con ganas de volver y de ver a su familia.

La viuda del opositor cubano Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo, espera que Carromero pueda salir pronto de la cárcel. «Nos alegramos mucho de que esté en España. Lamento mucho que vaya a prisión, como lamento mucho este tiempo que ha estado en Cuba. Nosotros siempre exculpamos a Carromero», dijo en declaraciones telefónicas a Efe.

Visita de Aguirre

Apenas había puesto un pie en Madrid cuando Esperanza Aguirre celebraba su llegada a España en la red social Twitter con un «¡Bienvenido a España!». La ex presidente de la Comunidad de Madrid se convertía así en una de las primeras personalidades políticas en saludar su regreso. De hecho, como líder de los ‘populares’ madrileños tenía relación con el joven político.

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid se ha desplazado a la cárcel segoviana donde ha intentado en vano verlo por un problema de permisos, aunque sí lo ha podido hacer la madre de Carromero. Aun así, Aguirre le ha escrito una carta donde le dice: «El sufrimiento que has soportado por una dictadura comunista te va a fortalecer y hará crecer tu compromiso con la defensa de la libertad».

Anteriormente, Aguirre había confiado en su pronta puesta en libertad y ha recalcado que Carromero «no es un delincuente según la ley española; otra cosa es que hayamos tenido que aceptar una sentencia para que haya podido venir a España».

La presidenta del PP de Madrid es una activa militante pro derechos humanos en Cuba. Durante los meses en los que el dirigente popular estuvo en la cárcel en Cuba los militantes del PP y dirigentes de Ayuntamiento y Comunidad recibieron una consigna del Ministerio de Asuntos Exteriores: no pronunciar una palabra que impidiera que Carromero pudiera ser trasladado a España para cumplir su condena, consejo que también siguió la presidenta Aguirre, informa Pedro Blasco

Homicidio imprudente

En el mismo vuelo también ha llegado a España Miguel Vives Cutillas, otro ciudadano español que fue condenado por tráfico de drogas a 18 años de cárcel en Cuba, de los que ha cumplido cuatro en la isla.

El traslado de ambos españoles se produce en virtud del acuerdo al que llegaron este mes de diciembre los gobiernos de La Habana y Madrid para aplicar un convenio bilateral de ejecución de sentencias penales que data de 1998.

Ángel Carromero fue condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por un delito de homicidio imprudente en el accidente de tráfico en el que murieron Oswaldo Payá, el destacado opositor cubano líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y Harold Cepero, miembro de este grupo.

El joven español conducía el vehículo que el pasado 22 de julio se estrelló contra un árbol en las cercanías de la ciudad cubana de Bayamo, en el oriente de la isla y en el que viajaban Payá y Cepero y también el sueco Jens Aron Modig, dirigente de una formación conservadora de su país.

Carromero y Modig salieron ilesos de ese accidente y, mientras el español quedó detenido en Cuba desde el día siguiente del siniestro el sueco pudo regresar a su país una semana más tarde.

El dirigente de la filial juvenil del PP fue acusado por la Fiscalía cubana de un delito de homicidio imprudente por el que fue juzgado en octubre en Bayamo en un tribunal que lo condenó a cuatro años de cárcel, tres menos de lo que pedía el Ministerio Público.

Desde pocos días después del accidente, Ángel Carromero ha permanecido recluido en «100 y Aldabó», un centro del Ministerio del Interior cubano ubicado en las afueras de La Habana.

Foto: