sábado, 5 de enero de 2013

Economista jefe del FMI reconoce un «error» al recomendar excesivos recortes

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El FMI, a través de su economista jefe, confesó que fue un «error» recomendar los excesivos recortes de presupuedto a los gobiernos.

Se trata de una estimación equivocada. El multiplicador fiscal proyectado por el organismo fue de 0,5, cuando en realidad debió ser 1,5. Esto es, por cada dólar que un gobierno recortaba a su presupuesto, el impacto en la baja de su economía fue de 1,5 dólares y no el 0,5 proyectado por el FMI.

Como se sabe, cuando un país europeo no acepta aplicar los recortes exigidos por la Troika es sometido a sanciones. Pero, ¿qué pasa cuando el organismo rector es el equivocado?

Informa Europa Press

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, ha reconocido el «error» cometido por el organismo internacional al recomendar recortes a los gobiernos europeos, pues no logró prever que la austeridad acabaría con el crecimiento.

Blanchard firma un informe con el título de ‘Errores en el Pronóstico de Crecimiento y Multiplicadores Fiscales’ en el que examina el impacto que tuvo el gasto de los Gobiernos y el aumento de impuestos en las economías.

El informe no está firmado por la dirección del Fondo, ya que el organismo publica decenas de documentos con críticas de sus investigadores acerca de las medidas adoptadas por países. Sin embargo, en este caso es el economista jefe el que firma el documento en el que reconoce que el FMI se equivocó a la hora de valorar el impacto de la austeridad en los países europeos.

«Los pronósticos subestimaron significativamente el aumento del desempleo y la caída de la demanda interior con la consolidación fiscal», reconocen Blanchard, y el coautor del informe, Daniel Leigh.

El economista jefe admite que el aumento de la deuda griega a pesar de los recortes de gasto fue mayor de lo esperado según los estudios realizados al principio de la crisis.

Según señaló ‘The Wall Street Journal’, constatar el efecto de estos errores habría llevado a la entidad a recomendar medidas de austeridad menos severas en el caso de España y Portugal para evitar así un deterioro masivo de las economías de estos países como en el caso de Grecia.

Blanchard y Leigh señalan que los pronósticos del FMI utilizaron multiplicadores fiscales de 0,5, cuando en realidad la cifra sería de 1,5, lo que significa que por un dólar que recorta el Ejecutivo de su presupuesto cuesta a la economía del país 1,5 dólares.

Sin embargo, Blanchard y Leigh indican que «los resultados no quieren decir que la consolidación fiscal sea indeseable», ya que las economías avanzadas deben ajustar sus presupuestos ante el aumento de sus deudas y que los resultados a corto plazo son uno de los factores que deben estudiarse en caso de recomendar nuevos recortes.

Aunque no se trata de la postura oficial del FMI, el documento firmado por uno de los directivos del organismo podría provocar un cambio en los estudios de los economistas del Fondo a la hora de recomendar mantener los recortes en algunos países europeos.

Foto: guardian.co.uk