sábado, 12 de enero de 2013

Hollande desplaza tropas galas en Malí en su primera guerra como presidente

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Cuando el presidente francés François Hollande hablaba ayer de la necesidad de frenar el avance de las «fuerzas terroristas» en el norte de Malí, ya la participación de Francia había comenzado el jueves, a través de una ofensiva aérea que le costó la vida al soldado galo, Damien Boiteux, la madrugada del viernes.

Hoy el ministro francés de Defensa confirmó el envío de tropas francesas hacia territorio de Malí, en lo que constituye la primera guerra de Hollande como presidente de Francia.

Ejército de Malí retoma ciudad de Konna

Por otro lado, el Ejército de Malí afirmó hoy que ha retomado el control de Konna y ha «limpiado» la zona de islamistas, lo cual habría sido producto de la ofensiva del jueves, como se deduce de las palabras del capital Traore.

Informa EFE

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, ha explicado este sábado a la prensa que unidades militares, formadas por cientos de soldados galos, están desplegadas en Bamako (capital de Malí) desde la noche del viernes para «garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos».

El ministro ha anunciado también que un soldado francés ha muerto en la ofensiva aérea desplegada en el país africano en el intento por parar el avance hacia el sur de los islamistas que controlan el norte del país.

Le Drian explicó que el piloto, la primera víctima francesa tras la intervención de ese país en Malí, falleció en una operación la pasada madrugada.

La víctima ha sido identificada como Damien Boiteux, teniente del cuarto regimiento de helicópteros de las fuerzas especiales de la localidad de Pau, y su trabajo, según una nota de la presidencia francesa, contribuyó a frenar el avance de las fuerzas terrestres sobre Mopti.

El ministro dijo que se ha ordenado el despliegue de las primeras unidades de fuerzas francesas en Bamako, para contribuir a la protección de la capital y garantizar también la seguridad de los franceses que viven en ella. Hay unos 6.000 residentes franceses en la capital maliense.

El tiempo necesario

En ese dispositivo se podría llegar a contar con varios centenares de soldados franceses, añadió Le Drian, que insistió en que la intervención francesa en el país africano durará «el tiempo necesario». El titular de Defensa confirmó además las informaciones difundidas por el Ejército de Malí, según las cuales se ha conseguido retomar el control de la localidad de Konna, en el centro del país.

El presidente de Malí, Dioncounda Traoré, ha agradecido a su homólogo francés, François Hollande, la intervención en el país.

Le Drian recalcó que era «indispensable» intervenir ante la ofensiva lanzada el pasado jueves por los islamistas, dado que tal y como lo había expresado el presidente francés, François Hollande, estaba en peligro «la propia existencia» de Malí en tanto que Estado democrático.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, también ha explicado que la intervención es necesaria para frenar el peligro terrorista, no sólo en la zona, sino también en África en general y en Europa.

Existen fuertes temores de que tras el golpe de Estado de marzo de 2012 en Bamako, Malí se convierta en un centro del terrorismo internacional por el vacío de poder y el avance de los islamistas en el norte del territorio.

En los meses pasados Francia había pospuesto una intervención alegando cuestiones de seguridad de sus ciudadanos secuestrados por los rebeldes, que según los medios serían en la actualidad siete. Anteriormente, se hablaba solamente de dos.

Respaldo de España, Alemania e Italia

La reacción de los islamistas no se ha hecho esperar, tras sufrir lo que parece ser un serio revés a manos de las fuerzas malienses y francesas y retroceder varias decenas de kilómetros.

«Francia y sus cómplices pagarán caro este ataque. La lucha continúa y ganaremos nosotros», dijo Sanda Ould Boumana, presente como el portavoz de Ansar al Din y uno de los colaboradores más cercanos al jefe del grupo, Iyad Ag Ghali. Ould Boumana aseguró que los islamistas que ocupan el norte de Mali no temen a los aviones franceses porque tienen «fe en Dios».

El ministro galo añadió que ha informado, entre otros, a sus homólogos español, alemán e italiano para tenerles al corriente del desarrollo de la situación, y apuntó que estos le han ofrecido su apoyo político «total».

La ONU ha pedido en reiteradas ocasiones un despliegue urgente de la fuerza internacional para frenar el avance ‘yihadista’ en el país.

Foto: Pantalla video Rtve.es