lunes, 14 de enero de 2013

Juez invalida ley canadiense sobre el tráfico de personas y deja en el limbo caso sobre inmigrantes ilegales

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Barco Sun Sea Inmigrantes Ilegales Canadá

La Corte Suprema de Columbia Británica invalidó la ley contra el tráfico de personas que lanzó hace unos meses el Gobierno Federal de Canadá, dejando un importante caso en el limbo.

El juez Arne Silverman señaló en su decisión que una sección del Acta de Inmigración y Protección de Refugiados viola algunos artículos del Acta de Derechos de la persona, por lo cual el Parlamento tendrá que modificar el documento.

Para el juez la legislación es “muy abierta” en varios temas, lo que puede crear malinterpretaciones y un mal uso de la misma.

La decisión fue parte de un gran caso vinculado a un barco lleno de tamiles que llegó a las costas de Columbia Británica en 2009. Cuatro hombres están acusados por traer a 76 personas de manera ilegal al país para que solicitaran refugio.

El problema es la definición que la la ley a un “traficante de personas”, el cual cataloga como “cualquiera que, con conocimiento, organiza, induce, ayuda o incita” a otra persona a venir a Canadá sin tener visa, pasaporte o cualquier otro documento.

Según la visión del tribunal, esto podría ser malinterpretado y afectar a personas que trabajan con refugiados o incluso a trabajadores humanitarios.

La corte aclaró que no es su trabajo reemplazar el contenido de esa ley, por lo que debe ser el Parlamento el que proponga la modificación.

Esta medida obligó a detener el caso por el momento. Este miércoles se debía elegir el jurado, sin embargo, todo quedará en espera. La defensa de los cuatro hombres y el mismo tribunal estima que el Gobierno Federal podría apelar la decisión e incluso llevarla a la Corte Suprema de Canadá para defender su legislación.

Por su parte, Phil Rankin, abogado de uno de los acusados, aplaudió el fallo, aunque sabe que todavía queda mucho camino para sus clientes. Los cuatro hombres, Francis Appulonappa, Hamalraj Handasamy, Jeyachandran Kanagarajah y Vignarajah Thevarajah, fueron liberados bajo fianza y están viviendo en Ontario.

Sin embargo no pueden planificar el futuro de sus vidas. No saben si finalmente podrán quedarse en el país o si serán detenidos y deportados, según explica la agencia Canadian Press. El problema es que la única acusación que fue hecha contra los hombres está fundamentada con el artículo de la ley que fue invalidado por la corte.

Sin embargo, los fiscales planean su nueva estrategia para intentar juzgar a los hombres, quienes trajeron el barco MV Ocean Lady a las costas canadienses con decenas de tamiles de Sri Lanka.

Así mismo, otro juicio esperaba por empezar, basado en la misma ley. Este se trata de otro barco, el MV Sun Sea, que llegó casi un año después con 492 personas de la comunidad tamil. Todos alegan huir de la violencia que viven en su país.

Del Ocean Lady 15 personas han sido aceptadas como refugiados, 15 fueron rechazados y una de las solicitudes fue retirada. El resto sigue esperando.

En cuanto a los inmigrantes que venían en el Sun Sea, 50 han sido aceptados, 63 rechazados y 23 han retirado sus documentos hasta el momento, por lo que saldrían del país.

En los últimos meses el gobierno de Stephen Harper impulsó una gran serie de medidas para luchar contra el tráfico de personas. Sin embargo, muchos han criticado la visión del Primer Ministro por considerarla poco democrática por tratar a los inmigrantes ilegales como criminales.

Foto: Departamento de Defensa Nacional de Canadá