miércoles, 16 de enero de 2013

La guerra de Malí: Combate cuerpo a cuerpo entre tropas francesas y fuerzas islamistas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Se inició una ofensa terrestre hacia la ciudad de Diabali, capturada el lunes pasado por los insurgentes islamistas, que tratan de preservar la plaza. La operación no es fácil, los islamistas estarían usando los hogares de los habitantes de la ciudad como refugio.

Por otro lado, el presidente francés, François Hollande, declaró que no están defendiendo intereses económicos o políticos en Malí, sino la paz. Dijo también que reforzará las tropas. Hasta hoy son sólo 800 soldados franceses, pero se enviará otro contingente, para llegar a 2.500.

También se cuenta con el apoyo de los aviones de combate franceses que habitualmente actúan de noche.

Como se sabe España ha permitido a Francia el uso de su espacio aéreo y Alemania anunció que aportará dos aviones de transporte.

Informa El Mundo.es

Soldados franceses combaten «cuerpo a cuerpo» y «calle a calle» contra los islamistas en la ciudad de Diabali, según informan fuentes francesas y malienses. Los militares galos estarían teniendo el apoyo del ejército maliense.

Pocas horas antes, el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, había anunciado que las fuerzas terrestres que se encuentran en Mali «están avanzando hacia el norte» de ese país africano.

«Hasta ahora, nos habíamos asegurado de que hubiera fuerzas terrestres en Bamako, para garantizar primero a nuestra gente, nuestros ciudadanos, los europeos y la ciudad de Bamako. Ahora, las fuerzas terrestres francesas están subiendo hacia el norte», dijo a la emisora RTL. En la primera ‘parada’ de las tropas galas, Diabali, la lucha está siendo intensa.

Diabali se encuentra a 350 kilómetros al norte de la capital maliense, Bamako. Diabali fue capturada por los yihadistas el pasado lunes. Exactamente, se hizo con su poder los hombres del argelino Abou Zeid, uno de los jefes de Al Qaeda en el Magreb.

Francia, que sigue llevando el peso de la operación contra los rebeldes salafistas que desde mediados de 2012 controlan el norte de Mali, ataca esencialmente desde el aire, pero los primeros blindados, procedentes de la base francesa de Abiyán, comenzaron a llegar ayer a Bamako para pasar a esta segunda parte de la ofensiva, en la que se teme comience a producirse bajas entre las filas galas.

En la actualidad, Francia tiene desplegados en el país africano un total de 800 soldados, que aumentarán en breve a 2.500.

Foto: Pantalla de video Elpais.com/Elmundo.es