martes, 29 de enero de 2013

Malí: Fuerzas especiales canadienses están en el terreno, según el Departamento de Defensa

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Avion canadiense en Mali

Fuerzas especiales canadienses están en el terreno, en Malí, para ayudar a proteger al personal del país que ya venía operando en la nación africana, según informaron fuentes del Departamento de Defensa Nacional.

No hay muchos detalles al respecto, aunque el Departamento de Asuntos Extranjeros sí aseveró que la presencia de soldados de las fuerzas especiales no es una señal de que Canadá esté involucrado en el combate.

“Hemos sido claros. No habrá misión en Malí”, dijo Rick Roth, vocero de Asuntos Extranjeros, a través de un comunicado.

“Se han tomado medidas para asegurar que el personal canadiense en Malí esté protegido. No podemos dar detalles de seguridad”.

Personal de las Fuerzas Canadienses ha estado supervisando el transporte en avión que el país dio para movilizar equipo militar, en apoyo a las tropas francesas.

Esa misión, que se supone duraría una semana, se prolongará hasta el 15 de febrero, reseña La Presse Canadienne.

El primer ministro, Stephen Harper, dijo ayer que otro papel para Canadá en el conflicto debe ser debatido con los parlamentarios.

“Estamos dando asistencia técnica a Francia y otras fuerzas militares que están allá…acordamos dar el avión bajo la orden de las Naciones Unidas”, dijo Harper ante la Cámara de los Comunes, en respuesta a Tom Mulcair (NPD), líder de la oposición oficial.

“Claro que a través de esta cámara y de las comisiones estaremos consultando con los parlamentarios cualquier otra medida que sea necesaria”, agregó el Primer Ministro.

Harper ha descartado cualquier vínculo “directo” de los militares canadienses en esta campaña, que, cabe recordar, comenzó el 10 de enero, con la llegada de 2.5000 soldados franceses a Bamako, la capital.

Sin embargo, el mandatario ha consultado a los partidos de oposición para construir un consenso político sobre si debería haber más participación y cómo debería hacerse.

El Gobierno de Canadá ha estado bajo presión de parte de la Unión Africana -y quizás más de los países que son frontera con Malí que están plagados de rebeldes islámicos- para que tome más accciones militares.

Malí, que una vez fue una de las democracias más estables de África, ha estado bajo fuertes amenazas luego de que un grupo de oficiales de bajo rango realizaran un golpe de Estado en marzo de 2012. Esta acción produjo una condena internacional y llevó al Gobierno de Harper a suspender los programas humanitarios.

La ayuda está fluyendo de nuevo, pero es dirigida directamente a las agencias internacionales y a las organizaciones no gubernamentales.

El caos que se ha dado tras el golpe ha permitido que tres grupos islámicos, muy diferentes (todos afiliados con Al Qaeda), controlen el norte del país.

El gobierno interino había estado negociando desde Bamako con algunos de los rebeldes, pero estas conversaciones se bloquearon en diciembre.

Foto: Captura de pantalla – YouTube