miércoles, 30 de enero de 2013

Dueño de la discoteca incendiada en Brasil intentó suicidarse

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Uno de los dueños de la discoteca Kiss, escenario de una de las mayores tragedias de últimos años en Brasil -235 muertos-, intentó hoy ahorcarse con el cable de la ducha. Pero fue socorrido y se encuentra bien. Los médicos dijeron que estaba abatido. El peso que cae sobre él es inmenso y hay presión popular para que él y su socio sean castigados.

Informa El Mundo.es

Abatido según los médicos y los familiares que le han visto, Elissandro Spohr, uno de los dos dueños detenidos de la discoteca incendiada el sábado, se intentó suicidar este martes ahorcándose con el cable de la ducha. Lo explicó el delegado que sigue las investigaciones, Marcelo Ariguany, que aseguró también que ahora «se encuentra bien», pero que está esposado para evitar nuevas tentativas de suicidio.

La policía tiene dificultades para que la justicia prorrogue los cinco días de prisión preventiva decretados para los dos dueños del local y los dos músicos de la banda Gurizada Fandangueira, que usaron los fuegos artificiales que prendieron fuego al local dando lugar a un incendio que acabó con la vida de, por el momento, 235 personas tras la muerte de un último joven hospitalizado. Los hospitalizados, además, se elevan a 143 tras los últimos diagnósticos por neumonía.

Según la policía de Santa María, es importante ampliar la prisión preventiva para preservar las pruebas y evitar el contacto de los acusados con otros testigos, a los que podrían manipular o presionar. Las protestas ciudadanas en la calle vienen pidiendo que se castigue a los propietarios del local, que ya estaban fichados por la policía debido a agresiones y la implicación en un accidente, uno de ellos, y estafa, el otro.

Un joven mostró al diario ‘O Globo’ la cicatriz en el brazo por agresiones de los vigilantes del local obedeciendo órdenes de uno de los dueños. La discoteca, según las últimas informaciones de la prensa local, utilizaba un aislante acústico inflamable prohibido por una ley municipal.

Asimismo, un decreto de Estado exigía que hubiera al menos dos puertas. La discoteca tenía sólo una salida, que fue bloqueada por los porteros, que querían garantizar que todo el mundo pagaba antes de salir mientras el fuego empezaba a prender.

Foto: Video televisión brasileña