miércoles, 30 de enero de 2013

Quebec tiene la cuarta tasa de suicidio más elevada de Canadá. Baja el número de casos

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

tasa de suicidio en Quebec

La tasa de suicidio de los québécois siguió bajando en los años 2010 y 2011, según las más recientes informaciones del Instituto Nacional de Salud Pública de Quebec. El organismo indicó que Quebec no tiene la peor tasa de suicidio del país. Desde 2009 se ubica en la cuarta posición, detrás de Saskatchewan, Manitoba y  Nueva Escocia.

“Es gratificante ver que los esfuerzos que se hacen dan resultados”, dijo Bruno Marchand, director de la Asociation Québécoise de Prévention du Suicide.

“Pero también es desalentador ver que hay más de 1.000 personas que se suicidan cada año, cuando se pudieran tener entre 500 u 800 menos”, agregó.

En 2010, 1.089 ciudadanos se quitaron la vida en Quebec, entre ellos, 222 residían en Montreal. Esto representa una tasa de 13,7 suicidios por cada 100.000 habitantes. Cuando se observa el mapa de la ciudad, la tasa aumenta de oeste a este, pues los francófonos son más numerosos en esta estadística, en comparación con los anglófonos o los inmigrantes.

Los hombres siguen liderando las lamentables cifras, reseña La Presse, pues estos se suicidan tres veces más que las mujeres (en 2010, se quitaron la vida 829 hombre, contra 258 mujeres). Sin importar el sexo, las personas de tercera edad (65 años o más) y los adolescentes se suicidan menos que los otros grupos.

Para Marchand, los esfuerzos sí han tenido resultados. Hace 20 años, la situación de los adolescentes québécois era distina, pues la tasa de suicidio en este grupo era una de las peores del mundo. Gracias al trabajo de los cégeps y de las comisiones escolares, este panorama ha mejorado en las últimas décadas.

Ademas, un programa dirigido a los policías de la ciudad permitió reducir la tasa de suicidio de los agentes en 80%.

“Pero no tenemos tiempo que perder. Cada día que pasa se pierden otras tres personas. Para la sociedad, la consecuencia de todas estas muertes es enorme”, dijo el experto.

Se pudo conocer también que si bien la tasa de suicidio de los québécois alcanza una cumbre a los 50 años de edad, es más baja hasta los 80 años. En el resto del mundo ocurre todo lo contrario: “Esto se explica por el hecho de que nuestros ancianos son más felices aquí que en el resto del globo. Están más cercanos a los suyos, en una mejor situación fianciera y tienen un rol social mucho más importante”, concluyó Marchand.

Foto: Facebook – Association québécoise de prévention du suicide