lunes, 4 de febrero de 2013

Los Ravens resisten el intento de remontada de San Francisco y ganan un histórico Super Bowl

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Super Bowl Baltimore Ravens

Pasó de ser una potencial paliza a uno de las finales más emocionantes en la historia del fútbol americano. Todo después de un sorpresivo apagón eléctrico.

Los Baltimore Ravens lograron resistir la rebelión de los San Francisco 49ers y levantaron el trofeo del Super Bowl XLVII, para convertirse en los campeones de la NFL con marcador de 34-31.

Todo parecía estar del lado de Baltimore, que llegó a tener una ventaja de 22 puntos en el inicio del tercer cuarto, luego de estar al frente 28 a 6.

Pero llegó la oscuridad.

La mitad del Superdome de New Orleans quedó a oscuras por una falla técnica. Una sorpresa que paralizó las acciones por más de media hora, los jugadores no tuvieron otra opción sino estirar y tratar de mantener los músculos calientes.

Pero para San Francisco, y en especial para el joven Colin Kaepernick, fue motivo de inspiración, fue la señal para salir a hacer historia. Los 49ers despertaron y lograron lo que parecía imposible. Con un touchdown de Michael Crabtree, otro del corredor Frank Gore y uno del propio Kaepernick, el marcador llegó a estar 31-29.

El temor era notorio entre los jugadores y fanáticos de los Ravens. Kaepernick, quien jugaba su primera campaña en el fútbol americano de la NFL y quien solo había sido titular en 10 partidos, tenía viento a favor y estaba a siete yardas de remontar el marcador.

Pero apareció la defensa de los Ravens, su corazón, y lograron detener en los cuatro intentos a la ofensiva del club californiano. Incluso con la polémina infracción no marcada en la cuarta oportunidad en un tiro que Crabtree intentó atrapar, presuntamente entre los agarrones del defensor.

San Fancisco perdió el balón con menos de dos minutos en el reloj. Los Ravens, quienes ya habían sumado un gol de campo más y estaba 34-29 arriba, se dieron el lujo de regalar dos puntos con safety dejar el reloj en cuatro segundos.

La patada no pudo ser regresada y Baltimore estalló en celebración. Los Ravens ganaron el segundo Super Bowl de su historia y le dieron el mejor regalo de despedida posible a Ray Lewis, el defensor que se retira luego de 17 campañas.

El entrenador John Harbaugh logró derrotar a su hermano Jim, técnico de los 49ers. Un apretón de manos y un abrazo tras el juego saldó la «pelea» familiar. «Creo que este juego habla sobre nuestra determinación, nuestra fuerza mental», dijo el Harbaugh ganador luego de resistir el intento de remontada histórica.

Su hermano admitió tener problemas para digerir un par de jugadas que crearon polémica por no haber sido calificadas como infracciones. «No hay duda en mi cabeza de que fue una interferencia del pase y un agarre ilegal«, dijo sobre la serie final con casi dos minutos por jugar.

San Fancisco se quedó con las ganas de sumar su sexto trofeo de Super Bowl. El club de California perdió por primera vez en la final de la NFL.

El quarterback de los Ravens, Joe Flacco, hizo todos los honores para merecerse el premio al Jugador Más Valioso que recibió junto al codiciado trofeo Lombardi.

Fotos: Baltimore Ravens – Facebook

Ravens-Baltimore-San-Francisco-49ers