miércoles, 6 de febrero de 2013

Ministro de Inmigración sugiere quitar la ciudadanía canadiense a personas vinculadas en actos terroristas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Jason Kenney Ministro de Inmigración Canadá

El ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, considera importante debatir una posible ampliación de las leyes por las cuales una persona naturalizada pierde la ciudadanía canadiense.

Kenney habló en respuesta a la información que se confirmó sobre el autor de un atentado con bombas contra ciudadanos israelíes ocurrido en Bulgaria en 2012.

El ministro confirmó que el responsable se trataba de un ciudadano libanés con ciudadanía canadiense, quien llegó al país a los ocho años pero se fue a los 12 ya con pasaporte canadiense.

Por tanto, Kenney señaló que el Gobierno Federal debería “considerar” expandir una ley propuesta por el diputado Devinder Shory, la cual quitará la ciudadanía a los extranjeros que cometan crímenes de guerra contra las Fuerzas Armadas canadienses.

Según el ministro de Inmigración, esta ley debería aplicar para aquellas personas que cometan cualquier tipo de acto terrorista.

“Creo que quizás deberíamos considerar trabajar con Shory para ampliar el radio de acción de su proyecto de ley para no solo incluir actos de guerra contra Canadá hechos por ciudadanos canadienses, sino quizás deberíamos considerar actos terroristas”, señaló Kenney ante los medios en el Parlamento.

De momento el proyecto del diputado Shory solo incluye dos aspectos principales: acelerar el proceso de ciudadanía para los residentes permanentes que estén vinculados a las Fuerzas Armadas canadienses y eliminar la ciudadanía canadienses a aquellos que cometan actos de guerra contra las Fuerzas Armadas del país.

“La ciudadanía canadiense se basa en lealtad a nuestro país y no puedo pensar en un acto más obvio de renuncia a esta lealtad que cometer actos terroristas”, señaló el ministro de Inmigración.

Hace unos días el parlamentario se había visto debatiendo el mismo tema, luego de la información que salió sobre algunos de los involucrados en el atentado contra una planta de gas en Argelia, los cuales fueron señalados como ciudadanos canadienses.

En su momento el ministro calificó como “incomprensible” que sucedan estos casos.

La oposición respondió de manera precavida. Bob Rae, líder interino del Partido Liberal, señaló que este tipo de decisiones no se pueden tomar de manera tan apresurada, alegando que se debe respetar la Constitución y evitar que se creen “dos tipos distintos de ciudadanos”.

Por su parte, el NPD criticó la forma en la que el Gobierno conservador plantea el tema, sin ahondar en los términos legales para evitar que personas sean señaladas de terrorismo si no queda claro qué significa esto.

El ministro de Interior de Bulgaria confirmó este miércoles que el responsable del atentado había entrado al país con pasaporte canadiense. Se trata de un ciudadano libanés que no vive en el país desde que tenía 12 años.

Foto: captura de pantalla CTV