jueves, 7 de febrero de 2013

Padres y escuelas de Quebec se ajustan a la nueva ley contra la intimidación entre alumnos

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Padres Bullying Quebec

El Gobierno de Quebec espera comenzar a ver los beneficios de la ley contra la intimidación en las escuelas de la provincia, la cual entró en vigencia el último día de 2012.

La ley 56, propuesta por la antigua ministra de Educación liberal, Line Beauchamp, fue aprobada el verano pasado por unanimidad. En las primeras semanas de 2013 ya se empiezan a ver los resultados, aunque también genera muchas dudas de los padres.

La nueva legislación incluye varios factores, como el hecho que las escuelas de Quebec están en la obligación legal de reportar a los padres los casos de “bullying”, tanto de la víctima como del victimario.

Así mismo plantea varias medidas para detener este tipo de casos.

En varias regiones ya se han realizado encuentros entre los directores de los colegios y los padres, para explicar el real alcance de la nueva ley, la cual elimina ciertos derechos de privacidad que tenían las escuelas para no dar detalles sobre los casos de intimidación.

Mientras, la Comisión Escolar de l’Énergie anunció que instalará 39 cámaras de vigilancia en diferentes autobuses escolares con la finalidad de identificar casos de intimidación o violencia entre estudiantes.

Según reporta el diario La Presse, esta comisión escolar cubre un terreno de 35.000 kilómetros cuadrados y 22 municipalidades.

Las autoridades de esta región señalan que esta herramienta pude ayudar a prevenir casos de violencia por el solo hecho de estar ahí, lo que puede hacer que los estudiantes piensen dos veces antes de intimidar a un compañero.

Así mismo, la nueva ley 56 obliga a los conductores de autobús informar los incidentes que ocurran dentro de la unidad escolar. Para mantener el tema de la privacidad, dicen que el material viejo será destruido para dar paso al nuevo. Solo se mantendrán las imágenes que evidencien algún tipo de intimidación o agresión.

Estas cámaras tendrán un costo de $60.000, los cuales serán pagados gracias al superávit que registraron en sus finanzas.

Foto: captura de pantalla CTV