martes, 12 de febrero de 2013

Gobierno Federal elimina polémico proyecto de ley de vigilancia de internet ante protestas y críticas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Trabajador Teclado

El Gobierno Federal cedió ante la presión de los canadienses, por lo que no llevará adelante la polémica ley de vigilancia de internet. Así lo confirmó el ministro de Justicia, Rob Nicholson.

A casi un año de que fuera presenta ante el Parlamento el ministro admitió que la llamada Acta de Protección de Niños de los Predadores de Internet será eliminada del debate político y morirá engavetada.

“No seguiremos adelante con la ley C-30 y cualquier intento que mantengamos para tratar de modernizar el código criminal no incluirán las medidas de la C-30, incluidas la solicitud sin orden judicial para dar información sobre usuarios o el requerimiento a las empresas de telecomunicaciones de proveer capacidad para interceptar sus sistemas”, señaló Nicholson este lunes en una rueda de prensa.

A las pocas horas de presentado el proyecto de ley las protestas ya corrían por todo internet. Sus críticos y la oposición lo calificaban como un ataque directo a la privacidad. Así mismo fue muy atacada por su enfoque hacia querer luchar contra los pedófilos que utilizan internet como excusa para espiar y atacar a otras personas por sus comportamientos en la red.

Hemos escuchado las preocupaciones de los canadienses, quienes han sido muy claros al respecto y estamos respondiendo a eso”.

La ley obligaba a las empresas que ofrecen servicio de internet a dar información personal sobre sus clientes a pedidos de las autoridades sin ningún tipo de orden judicial de una corte. De igual forma, abría la puerta para que los cuerpos de seguridad espiaran e interceptaran comunicaciones de ciudadanos sin ningún tipo de orden de una corte.

La ley, presentada por el ministro de Seguridad Pública, Vic Toews, generó un fuerte debate en la Cámara de los Comunes, especialmente por el lenguaje fuerte de su promotor. Incluso Toews lanzó un ultimátum a la oposición para que apoye el proyecto de ley: “O se ponen de nuestro lado o se ponen del lado de los pedófilos”.

La opinión pública respondió con contundencia e incluso del debate político terminó en el escándalo Vikileaks, una cuenta de Twitter que publicó información personal del ministro como forma de protesta.

Los partidos de oposiciones aplaudieron la decisión del Gobierno de dar un paso atrás con la legislación. Sin embargo, para el Partido Liberal este fallo demuestra “la profunda incompetencia para crear legislación de seguridad pública”, señaló el diputado Francis Scarpaleggia, quien dijo que Toews debería ser responsable de este “enredo”.

Por su parte, el NPD, oposición oficial en el Parlamento, aplaudió la medida del Gobierno de Harper, aunque pidió que no traten de imponerla en el futuro como parte de otra legislación.

Foto: Flickr – Adikos (CC)