jueves, 14 de febrero de 2013

ESPECIAL: Siguiendo la pista del presidente Chávez después de dos meses de ausencia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Nicolas Maduro Venezuela Linea de Tiempo de la Salud de Chavez

Venezuela ha pasado más de 60 días en incertidumbre desde que el presidente Hugo Chávez tuvo una cuarta cirugía en su continua batalla contra un cáncer, la cual  fue practicada el 12 de diciembre en La Habana, Cuba.

Las autoridades venezolanas se han limitado al momento de informar sobre la salud de Chávez. Sin embargo, ellos afirman que el presidente venezolano ha estado en reunión con miembros de su gabinete y firmando decretos desde Cuba. Pero aún no ha habido ninguna foto, llamada telefónica, o video –algo inusual del omnipresente dignatario-.

Mientras la oposición demanda una fe de vida de Chávez, sus representantes acusan al gobierno de esconder el verdadero estado de salud de Chávez, argumentando que si él está lo suficientemente saludable para gobernar desde Cuba también lo debería estar para hacer una aparición pública.

La información dada por líderes del gobierno sobre la salud de Chávez ha sido hermética y contradictoria en los diferentes comunicados oficiales y entrevistas a medios de comunicación.

El gobierno ha dicho que el cáncer de Chávez es en el área abdominal mas no se ha especificado qué tipo de cáncer padece el Presidente. Se informó que la operación fue “exitosa” y que duró más de seis horas pero no se especificó el propósito de la misma y nada más se han dado declaraciones generales sobre su recuperación.

Los detalles han sido vagos al momento de informar sobre la “delicada y compleja” recuperación del dignatario así como sus complicaciones y su infección respiratoria.

Inclusive autoridades chavistas se han contradicho a sí mismas al momento de reportar sobre la salud de Chávez. Como el 24 de enero, cuando el vicepresidente Nicolás Maduro dijo que Chávez estaba pasando por su “mejor momento” tras el postoperatorio pero más tarde el canciller Elías Jaua dijo que Chávez estaba pasando por “la fase más compleja” de su enfermedad.

Filtraciones de información pintan un escenario más oscuro del verdadero estado del presidente gracias al trabajo del periodista venezolano Nelson Bocaranda, el corresponsal del periódico español ABC, Emili J. Blasco, y el doctor venezolano residente de EE UU, José Marquina.

Ellos, con sus fuentes cercanas a los hechos en La Habana, Caracas y fuentes de inteligencia, han sido los más constantes al informar los detrás de escena del cáncer de Chávez desde que fue hecho público en 2011.

Sus reportes han tratado de llenar los huecos informativos dejados por el gobierno. Las filtraciones han dicho que Chávez sufre de un rabdomiosarcoma, un cáncer agresivo e incurable. Dicen que la cirugía que tuvo fue una vertebrectomía y que recientemente perdió la voz permanentemente debido a daños colaterales debido a su tratamiento.

Se ha reportado que el mandatario ha sufrido de una pulmonía, un ligero paro cardiaco, una falla renal y ha estado profundamente sedado e intermitentemente entubado y asistido con respiración mecánica, entre otros detalles de su frágil cuadro de salud.

La expectativa de vida del presidente, de acuerdo a las brechas informativas, nos mas allá de abril debido al avanzaoa metástasis que tiene. Esto ha destruido las expectativas de un triunfante retorno de Chávez a Venezuela para comenzar su mandato.

Líderes de la oposición venezolana han denunciado la falta de información clara por parte del gobierno. La oposición ha pedido varias veces la creación de una junta médica la cual debería evaluar si Chávez está en las condiciones o no para retornar a la silla de poder –algo que llevaría a una nueva elección presidencial- pero los pedidos han sido negados por parte del Ejecutivo venezolano porque considera que podría ser una violación a la “dignidad” y la “privacidad” de Chávez.

Por el momento no ha habido ninguna revisión independiente de la salud del mandatario e inclusive ningún presidente latinoamericano que ha viajado a Cuba para visitarlo ha dicho que lo ha visto en persona.

Hasta ahora, los simpatizantes del gobierno creen únicamente los reportes dados por los lideres chavistas, han condenado la información de otras fuentes y la dada por la oposición, las cuales han sido acusadas de promover una “guerra mediática” contra la revolución bolivariana.

¿Quién realmente gobierna Venezuela?

Chávez no pudo asistir a su juramentación para el nuevo periodo presidencial; el acto fue pospuesto con el visto bueno del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el cual también permitió que el gabinete ministerial del año pasado continúe en funciones.

El TSJ ratificó el nuevo periodo presidencial de Chávez y llamó el juramento un “puro formalismo” ya que Chávez es un presidente en función y hay una “continuación de su mandato.”

El tribunal, además, consideró que la información dada por el gobierno en relación a la salud de Chávez era más que “suficiente” y descartó la creación de una junta médica para evaluar si Chávez podría recuperarse lo suficiente pare tomar el poder, como es descrito por la Constitución venezolana.

Con esto, el máximo órgano judicial resolvió la crisis nacida de las múltiples interpretaciones posibles de la carta magna venezolana y también usó la misma para negar las demandas de la creación de la junta médica y para asesorar si Chávez podría recuperarse o si nuevas elecciones deberían de ser llamadas.

La corte suprema no impuso fechas para declarar una posible ausencia para que el status quo pueda extenderse de manera indefinida. El partido de gobierno lo clasificó como una victoria de la “voluntad popular».

Debido a la extendida ausencia de Chávez, analistas y políticos de la oposición están preguntando quién realmente está dirigiendo el país. La falta de detalles en la información sobre la recuperación de Chávez en Cuba ha creado más preguntas que respuestas.

La oposición ha descrito la situación en Venezuela como un vacío de poder y ha denunciado el cambio del centro de poder a una nación extranjera. Sin embargo, las autoridades venezolanas lo han negado diciendo que Chávez está al frente del país liderando el gobierno y dando órdenes mientras se recupera en La Habana.

Ciertos miembros del gabinete han viajado a Cuba buscando dirección del Presidente en asuntos de materia nacional: el vicepresidente Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, el ministro de Defensa, Diego Molero y el ministro de Tecnología, Jorge Arreaza, todos han viajado a Cuba para ver a Chávez y todos han dicho que han tenido reuniones con el jefe de Eestado venezolano.

Muchos han expresado después de volver a Venezuela que Chávez ha estado relajado, consciente y conversador. Inclusivo en algunos casos fuerte, con buen humor y haciendo chistes.

En los dos meses desde la operación del Presidente, líderes chavistas han dicho que el mandatario ha firmado decretos mientras se recupera en Cuba. Desde la asignación de Elías Jaua como nuevo canciller de la república, hasta órdenes en diferentes áreas, las cuales van desde la devaluación de la moneda venezolana en un 46,5% contra el dólar americano, el incremento de la tasa invertida en proyectos sociales de las ganancias de la compañía estatal petrolera PDVSA, la aprobación de fondos para el comienzo y expansión de proyectos sociales, dar lineamientos para el control de las reservas de oro del país, la formación y equipamiento de las Fuerzas Armadas y dar direcciones al partido del gobierno PSUV, entre otras.

Cada vez que el gobierno anuncia un nuevo decreto o carta de Chávez, los líderes chavistas muestran los documentos con una firma perfecta de Chávez sobre los mismos. Esto ha levantado dudas debido a que la firma no muestra inconsistencias o los signos de que fue hecha por un paciente convaleciente de cáncer.

Venezuela amanece cada día con rumores y teorías conspirativas consecuencia de la incertidumbre y la falta de transparencia de los eventos que se han desenvuelto después de la ausencia de Hugo Chávez. Algunos analistas especulan que altos mandatarios del gobierno chavista tales como el vicepresidente, Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, son en realidad los que están gobernando, usando el nombre de Chávez y su firma para esconder sus acciones.

Daniel Rodríguez / Especial para Noticias Montreal

@DL_Rod

Foto: Prensa Miraflores