viernes, 15 de febrero de 2013

Caso Nancy Cedeño: exagente de aduana de Montreal fue declarada inocente de narcotráfico por segunda vez

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Nancy Cedeño Juicio narcotráfico

Nancy Cedeño fue declarada inocente por segunda ocasión. La exagente de aduana del aeropuerto de Montreal fue absuelta de los cargos referentes a tráfico de droga en 2006.

Cedeño, quien trabajaba como agente del servicio de aduana en Montreal, fue una de las detenidas en medio de la operación Colisée, la cual desmontó una gran red de narcotráfico en la que estaba vinculada la mafia.

En 2009 fue enjuiciada por primera vez y encontrada culpable de corrupción pero no de los cargos de narcotráficos. El caso fue apelado por los fiscales y una corte obligó a que se hiciera un segundo juicio.

Finalmente este viernes en el Palacio de Justicia de Montreal el el tribunal encontró a Cedeño inocente una vez más del cargo de “complot para traficar cocaína a través del aeropuerto Trudeau de Montreal”.

La juez Marie-Josée Di Lallo explicó que el testimonio franco de la mujer de 38 años genera las dudas suficientes sobre su conocimiento de la operación de narcotráfico.

“Estoy aliviada, finalmente puedo  retomar mi vida, que estuvo en suspenso por seis años”, señaló a los medios a su salida del tribunal, según reseña el diario La Presse.

Los fiscales no escondieron su decepción ante el fallo de la corte y dicen que analizarán toda la sentencia para ver si merece ser apelada nuevamente.

En 2006 se descubrió una operación de narcotráfico en la que estaba involucrada la mafia, que ingresaba a Canadá cocaína proveniente de Venezuela y Haití. Según los testimonios, un excompañero de trabajo de Cedeño la sobornó para que le entregara planillas de aduana previamente firmadas y autorizadas para que los que trasladaban la droga no fueran detenidos en el aeropuerto.

Omar Riahi, el excompañero de la mujer, fue quien involucró a la acusada. Riahi también fue detenido en su momento y condenado por el caso.

Según contó, le pagaba $1.000 por cada tarjeta de aduana falsificada, las cuales les hacían llegar a los miembros de la mafia que viajaban con la droga, de esta forma no serían parados por los oficiales de la aduana.

Cedeño, quien en ese momento se encontraba en una difícil situación económica y de salud, admitió haber dado los documentos falsos, pero dice que nunca recibió dinero y nunca supo que se trataba de cocaína. Pensaba que se trataba de mercancía que quería pasar sin pagar impuesto.

La corte no pudo demostrar que la mujer recibió dinero ni tampoco su conocimiento de que se trataba de una operación de narcotráfico.

Foto: captura de pantalla LCN