viernes, 15 de febrero de 2013

Portugal: Acallan discurso del primer ministro portugués, al son de la «Grândola, Vila Morena»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Fue de buen gusto, después de todo, como lo reconoció el propio Pedro Passos Coelho, primer ministro de Portugal. Un grupo de manifestantes interrumpió su discurso en la Asamblea de la República, entonando a coro una canción ícono de Portugal, símbolo de libertad.

Se trata de la Grândola, Vila Morena, canción que junto con E depois do Adeus fueron las canciones emblemáticas de la famosa Revolución de los Claveles, que puso término a los últimos vestigios de la dictadura salazarista en Portugal.

La Revolución de los Claveles fue protagonizada por el Movimiento de las Fuerzas Armadas dirigidas por António de Spínola quienes dieron un golpe militar el 25 de abril de 1974.

Su nombre se debe a que el movimiento irrumpió cuando en Lisboa era el período de las flores. Un grupo de soldados le pidió a una vendedoras de flores algunos claves que éstos pusieron en la boca de sus fusiles. De allí nació la tradiciones que dio vuelta al mundo.

Las canción entonada hoy por los manifestantes también era frecuentemente entonada por los soldados y la gente que simpatizaba con el movimiento.

Informa El País

Este viernes el primer ministro portugués, el conservador Pedro Passos Coelho hablaba sobre el Consejo Europeo en el debate quincenal desde la tribuna de la Asamblea de la República. Mientras el jefe de Gobierno pronunciaba su discurso, fue interrumpido por un grupo de 30 personas que, desde los asientos del público, en pie, se pusieron a cantar, afinadamente, Grândola Vila Morena, el tema de José Alfonso que sirvió de detonante de la Revolución de Abril de 1974 y que desde entonces es todo un símbolo de la libertad y la democracia portuguesa.

Passos Coelho calló, sonrió y trató de volver a hablar del Consejo Europeo, pero no lo logró. La presidenta de la Cámara interrumpió la sesión durante dos minutos, dando tiempo a las personas a que terminaran la canción y salieran pacíficamente a la calle. Los manifestantes pertenecen al movimiento civil Que se lixe a troika (Que se joda la troika en portugués), que el pasado 15 de septiembre organizó una de las mayoras manifestaciones jamás recordadas en la historia de Portugal, cuando, a base de convocatorias de internet, reunió a más de 500.000 personas indignadas contra las políticas de austeridad del Gobierno.

Una portavoz del grupo explicó, ya fuera de la Cámara, que la canción obedecía al intento de hacer recordar al primer ministro y al resto de los diputados que “quien manda es el pueblo”. También aprovechó para animar a participar en las manifestaciones que hay organizadas para este sábado  16 y para el próximo dos de marzo. Dentro, Passos Coelho, antes de volver con su discurso, sin perder cierto sentido del humor, señaló que de todas las maneras de interrumpir un discurso, esta era «la de mejor gusto”.

Foto: Pantalla video Elpaís