sábado, 16 de febrero de 2013

Los québécois son indeferentes ante la religión católica según sondeo CROP

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Cruz del Mont-Royal Quebec

Es conocida la percepción general que se respira en Quebec en torno a la Iglesia Católica. Sin embargo, los québécois consideran que Benedicto XVI tuvo una gestión favorable y ven con buenos ojos la posible elección del coterráneo Marc Ouellet como su sucesor. Al menos eso demostró un sondeo CROP-La Presse.

La misma encuesta revela que las posiciones firmes del catolicismo hacia temas como el aborto, la contracepción y la homosexualidad, mantienen a los québécois lejos de la Iglesia. Solo 37% de los jóvenes adultos con edades comprendidas entre 18 y 34 años creen en la existencia de Dios, solo un poco más de los que creen lo contrario. Como comparación se puede presentar que en EE UU, 68% de los jóvenes no dudan sobre la existencia de Dios, según el instituto de investigación Pew.

La Presse reseña las reacciones de la Iglesia. Desde Joliette, el cura Raymond Gravel dice estar decepcionado de los resultados del sondeo. “Se diría que el tema no interesa a la gente...quieren un papa más liberal, pero, al mismo tiempo, están satisfechos con la labor de Benedicto XVI y ven con buenos ojos a Marc Ouellet. No es coherente. Parece que la gente no piensa en profundidad en el asunto”.

Para Yuri Rivest, vicepresidente de CROP, la renuncia del papa es “una señal de modernidad que explica probablemente estos resultados favorales”.

Cerca de 95% de los entrevistados estuvieron a favor de la salida de Benedicto XVI, mientras solo 11% de los québécois verían con malos ojos una eventual elección de Ouellet como máximo representante de la Iglesia Católica. Rivest explica al respecto que los residentes de la Belle Province se sienten orgullosos de sus coterráneos cuando triunfan en el extranjero. “Céline es admirada incluso por aquellos a quienes no les gusta su música”.

El sondeo demuestra que la proporción de québécois que preferirían un papa más conservador, es, sin embargo, más elevado en la población en general (9%) que entre los católicos (3%). Según Rivest, este resultado puede mostrar la influencia de los inmigrantes, quienes generalmente son más conservadores.

Solo un québécois de siete cree que las instituciones públicqas deberían dar lugar a todas las religiones, mientras que 49% quisieran únicamente referencias católicas y 35% piden una laicidad estricta. El crucifijo en la Asamblea Nacional es el símbolo que recibe menor aprobación (41%) y las fiestas como Navidad y Semana Santa (71%), así como el bautismo (64%), son los símbolos religiosos a los que los ciudadanos están más apegados.

Cincuenta años después de la Revolución Tranquila, el impacto de la Iglesia Católica en la sociedad québécoise es juzgado como positivo por 55% de los residentes de la provincia. Una débil mayoría cree que la Iglesia “protege la identidad québécoise”, antes que ser “un freno”.

El sondeo en cápsulas

  • ¿Cree en la existencia de Dios?

Sí: 59%

No:22%

No sabe: 18%

  • ¿Cómo evalúa la gestión del papa Benedicto XVI?

Muy buena: 12%

Suficientemente buena: 55%

Suficientemente mala: 26%

Muy mala: 6%.

  • Si el cardenal Marc Ouellet se convierte en papa, ¿la noticia sería…?

Positiva: 51%

Indiferente: 39%

Negativa: 11%

  • Si el papa autorizara la participación del mujeres en las órdenes…

Me acercaría a la Iglesia: 34%

No cambiaría nada: 59%.

  • Si el papa autorizara el matrimonio homosexual...

Me acercaría a la Iglesia: 25%

No cambiaría nada: 62%

  • Si el papa autorizara los medios de contracepción…

Me acercaría a la religión católica: 35%

No cambiaría nada: 62%

  • Si el papa autorizara el abort0…

Me acercaría a la religión católica; 39%

No cambiaría nada: 63%

  • Si el papa presentara disculpas formales y ofreciera compensación a las víctimas por actos de pedofilia cometidos por padres católicos…

Me acercaría a la religión católica: 41%

No cambiaría nada: 55%

La encuesta se realizó entre el 13 y el 14 de febrero vía Internet, con la participación de 800 personas.

Foto: Flickr – Niamor83 (CC)