domingo, 17 de febrero de 2013

La oposición gana en las elecciones presidenciales de Chipre, pero habrá segunda vuelta

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

nikos-anastasiadis-vencedor-elecciones-chipre

Según los sondeos a pie de urna, dan como ganador a la presidencia de Chipre, a Nikos Anastasiadis, líder opositor del actual régimen. Sin embargo, se tendrá que ir a una segunda vuelta, que sería diputada con el candidato del continuismo, el comunista Stavros Malas.

Chipre es un pequeño país en las islas de Chipre, en el mar Mediterráneo, al sur de Turquía. Su territorio está dividido en dos, ya que el norte del país fue invadido por Turquía en 1974 que fundó allí la República Turca del Norte de Chipre.

Chipre actualmente está gobernado por un Dimitris Chistofias, de inspiración marxistas. El país forma parte de la Unión Europea y enfrenta una grave crisis económica.

El País

Adiós al único presidente comunista que ha tenido la UE. Dimitris Christofias dejará de ser el jefe de Estado y de Gobierno de Chipre en medio de una de las coyunturas más difíciles de esta pequeña isla del Mediterráneo con poco más de un millón de habitantes. El candidato conservador Nikos Anastasiadis ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas hoy en Chipre, al obtener entre un 49% y un 52,6%, según los sondeos a pie de urna publicados por las cadenas de televisión. La marcha del hombre que ha presidido el país los últimos cuatro años será una buena noticia para líderes europeos como la canciller alemana Angela Merkel, que ha respaldado públicamente a Anastasiades, miembro, como ella, del Partido Popular Europeo.

De no ser así, el candidato conservador se enfrentará el próximo domingo en la segunda vuelta al candidato por el partido comunista AKEL, Stavros Malas, quien alcanzó entre un 24 % y un 28,8 %, según las mismas encuestas. Malas, un recién llegado a la política, tiene el apoyo de la izquierda.

Como tercero de los once aspirantes que se presentaban a las elecciones ha quedado el candidato por los socialdemócratas, Yorgos Lilikas, quien obtuvo entre el 17 % y el 22 %.

El ganador de las presidenciales asume la jefatura de Estado y de Gobierno en una de las peores crisis económicas y tendrá que negociar con la troika de acreedores internacionales un rescate valorado en unos 17.000 millones de euros.

Unos 545.180 electores estaban convocados hoy a las urnas para elegir al nuevo presidente de la República por un mandato de cinco años. Según informó el ministerio del Interior, la participación fue del 82,4 %, algo menor que en las elecciones de 2008, cuando alcanzó el 89,6 %.

Anastasiades es un viejo conocedor de los laberintos de poder chipriotas. Tras pasar por la rama juvenil de su partido y llevar dirigiéndolo más de 15 años, este abogado de 66 años tratará de intensifica los lazos con los líderes europeos para convencerles de que cierren al fin un rescate que rondaría los 17.000 millones de euros, una cantidad pequeña para los Gobiernos de la eurozona, pero que supone casi el 100% del PIB chipriota. A cambio, Anastasiades está dispuesto a ofrecer a Berlín y a Bruselas más recortes dolorosos y reducir el poder de los sindicatos.

El nuevo presidente no solo tendrá que gestionar la ayuda financiera europea. También deberá encarrilar las negociaciones para resolver el conflicto que divide en dos su país. Anastasiades apuesta por cambiar la estrategia que se ha llevado hasta ahora: quiere involucrar a Turquía directamente en las negociaciones de paz y aflojar los vínculos con los turcochipriotas separatistas. Su contrincante, Malas, que ejerció como ministro de Salud con el presidente saliente, representa el continuismo en las negociaciones de paz. Defiende una federación con dos zonas –la grecochipriota y la turcochipriota- que confiera gran poder al Gobierno central con una presidente rotatoria entre los griegos y los turcos.

Foto: Pantalla video Euronews.com