domingo, 17 de febrero de 2013

Una «marea blanca» cubrió toda España contra los recortes y la privatización de la salud

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

marea-blanca-en-madrid

Una vez más la llamada «marea blanca» inundó las calles no sólo de Madrid, sino también en 16 ciudades más en España, dándole un carácter nacional al movimiento.

La agenda es la misma, protestar por los recortes de gastos en el sector salud y contra la privatización del servicio.

Una vez más dos posiciones enfrentadas. La del gobierno que quiere -o más bien debe- cortar por todos lados para hacer economías ante un presupuesto desbalanceado, falto de ingresos suficientes.

Por otro los intereses ciudadanos que no desean verse privados de más servicios y tampoco están dispuesto a pagar más en las actuales circunstancias de ausencias de empleos y de bajos ingresos.

Gran impase.

Informa El País (extracto)

La ola de la marea blanca que nació en Madrid se ha extendido por toda España. Miles de personas han marchado hoy en 15 ciudades para defender la sanidad pública frente a los proyectos privatizadores de algunos Gobiernos autonómicos. La primera marea blanca de alcance nacional —la cuarta en Madrid en lo que va de año— ha exigido que se blinde el carácter público del Sistema Nacional de Salud y que cesen los recortes que están deteriorando la asistencia. El conflicto que desató el plan del presidente madrileño, Ignacio González, de ceder a empresas privadas la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud, lejos de amainar ha sembrado su semilla en otras autonomías.

Pero mientras los manifestantes coreaban gritos como “este Gobierno perjudica tu salud” y ondeaban pancartas con lemas como Es criminal recortar en sanidad, y la ya tradicional No se vende, se defiende —en alusión a la sanidad pública—, el consejero de Sanidad madrileño, Javier Fernández-Lasquetty, insistió en defender su proyecto y aseguró que continuaría adelante. “La manifestación es un intento de seguir estirando un conflicto en interés, no de los ciudadanos, no de la sociedad ni de la sanidad pública, sino en interés de quienes la convocan que quieren seguir teniendo un papel o algo que agitar”, criticó en una visita a un centro de atención a drogodependientes.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid asegura que con su plan de gestión privada se puede lograr un ahorro importante, aunque no ha hecho público informes que lo demuestren. Una opacidad que ha sido muy criticada por los profesionales sanitarios y por los expertos que auguran que con la cesión de la gestión a las empresas no solo se perderán puestos de trabajo sino que también la calidad de la atención se resentirá.

El de Madrid es el mayor plan privatizador impulsado en España, pero en otras comunidades —como la Valenciana, Cataluña, Castilla-La Mancha o Murcia— funcionan también, o hay en proyecto, modelos de gestión privada. Un nexo que ha unido en sus protestas a los ciudadanos, que marcharon convocados por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, una plataforma formada por asociaciones de vecinos de todas las regiones, profesionales y sindicatos.

Fátima Brañas, portavoz de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), incide en que la protesta contra la privatización no es lo único que ha animado a miles de personas a salir a la calle. “La llama de la marea blanca no ha prendido solo para luchar contra la privatización, lo que se reclama es que haya una mejor gestión y, que si hay recortes, no sean indiscriminados, como ocurre ahora”, apunta.

Los presupuestos para Sanidad del Gobierno y las autonomías han perdido desde 2010 casi 7.000 millones de euros. Y este tijeretazo —que no será el único porque en ese recuento aún faltan Cataluña y País Vasco que aún no han aprobado sus presupuestos para 2013— está dejando grietas: reducción de horarios de ambulatorios y urgencias rurales, falta de personal, incremento de las listas de espera o falta de material.

La sanidad pública en España vive una época muy caldeada; aunque la de ayer fue la primera marea blanca de alcance nacional, los recortes han originado protestas importantes en regiones como Castilla-La Mancha, Castilla y León o Extremadura.

Foto: Video Rtve.es