lunes, 18 de febrero de 2013

Quebec quiere frenar el crecimiento de las guarderías privadas no subsidiadas

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

guarderia de Quebec

El gobierno de Quebec desea frenar el crecimiento de las guarderías privadas no subsidiadas.

“Lo estudio en este momento”, confirmó a La Presse, la ministra de Familia de la provincia, Nicole Léger, quien agregó que aún no se tiene claro del todo cómo se aplicaría la medida.

La ministra dice estar preocupada por el “boom” de un gran número de guarderías privadas no subvencionadas, cuyas tarifas están alrededor de 35 dólares diarios. Desde 2010, se han creado unos 25.000 cupos y solamente en enero de este año Quebec autorizó la creación de 1.000 puestos adicionales. Existen en total 700 guarderías privadas de este tipo, que ponen a disposición unos 30.000 cupos.

Cabe destacar que toda persona que quiera abrir una guardería privada sin subsidio debe igualmente obtener un permiso del ministerio y respetar ciertos criterios. Quebec debe dar los permisos siempre y cuando las exigencias sean respetadas.

El crecimiento de esta red paralela ha sido anárquico, según dice la ministra Léger, quien señala como principal responsable, sin sorpresa, a los liberales.

En todo este escenario, la falta de cupos en las guarderías de 7 dólares explica de alguna manera el fenómeno.

La Coalition québécoise des garderies privées non subventionnées apoya la idea de una moratoria. “Actualmente, no estamos ayudando a los que abren las guarderías, de hecho los estamos enviando a la quiebra”, dice su fundadora Marie-Claude Collin. Pide al gobierno de Pauline Marois darle subsidio a estos comercios, pero Quebec ha dicho que no lo hará.

Para la Association québécoise des centres de la petite enfance (AQCPE), también es necesaria la medida, sin embargo, indica que el goberno también es responsable por haber permitido un crecimiento “caótico” de esta red, según indica Louis Sénécal.

Por su parte, la Association des garderies privées du Québec (AGPQ), que representa, sobre todo, a los organismos subvencionados, no ve con buenos ojos la posibilidad de una moratoria, pues atentaría contra el desarrollo de cupos que podrían establecerse en las zonas de mayores recursos donde las familias son capces de pagarlos, según indicó su presidente, Sylvain Lévesque.

Foto: Captura de pantalla