martes, 19 de febrero de 2013

El «enfriamento» del mercado inmobiliario es parte de una transición económica según Carney

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Banco de Canadá - Bank of Canada - Noticias Montreal

El gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney, aseveró que la economía canadiense se encuentra en el medio de lo que considera como una transición exitosa que incluye al mercado inmobiliario.

La venta y construcción de viviendas, que alcanzó un punto máximo -y preocupante para muchos- se está “enfriando” actualmente mientras los canadienses logran calmar su apetito por endeudarse, según Carney, quien dijo en una entrevista que el mercado necesita un par de años para ajustarse por completo.

Dijo creer que la inversión y el sector exportador del país tomarán el relevo haciendo más saludable la economía doméstica, reseña La Presse Canadienne.

“Creo que hemos trabajado de manera exitosa, el tiempo lo dirá…hemos hecho un giro de estimular la demanda de los hogares -mercado de la vivienda y el endeudamiento de los hogares para el consumo-, con un empleo en crecimiento y nos hemos centrado en la inversión y las exportaciones «, dijo el gobernador del instituto emisor.

La esperanzadora proyección la dio Carney un día después del cierre de la cumbre del G20, celebrada en Moscú, donde las naciones acordaron evitar manipular sus monedas para obtener ventajas injustas en el comercio.

Cabe recordar que el mercado canadiense ha estado en retroceso desde el verano pasado, cuando el ministro de Finanzas, Jim Flaherty, anunció medidas y cambios en las reglas hipoteciarias.

Para Carney, las políticas están dando como resultado menor cantidad de préstamos y un mercado menos “recalentado” que pone a la economía canadiense en el camino correcto. “No era normal ni saludable lo que estaba ocurriendo con los precios de las viviendas”, dijo.

La verdadera riqueza es construida a través de la innovación, se gana por el trabajo duro, no por una inflación mágica”, agregó el gobernador.

“Hemos visto un ajuste en el mercado inmobiliario. Creemos que vienen más ajustes en los próximos dos años, pero creo que los ciudadanos han escuchado el mensaje”.

No todos los economistas están en la misma página que Carney respecto al periodo de transición.

Mientras tanto, el Banco de Canadá prevé un crecimiento promedio de la economía de 2% durante 2013, pero algunos sectores privados no lo ven así. El consenso ha llevado a una proyección de 1,8% y algunos extremos lo han llevado a tan solo 1%, lo que sería el avance más débil desde el retroceso de 2008-2009.

La decepcionante contracción registrada en diciembre en el sector manufactura (3,1%) y la caída en las exportaciones durante el mismo mes, sugieren que el “rebote” ha estado lejos de ser “suave” y no parece certero.

Los expertos coinciden en que las señales futuras son, sin embargo, más positivas, de lo que está reflejando “el espejo retrovisor”, considerando que Estados Unidos, el inminente mercado de exportación canadiense, parece preparado para tener un año exitoso después de la crisis del “abismo fiscal”, sobre todo, respecto al gasto y en el mercado inmobiliario.

Asimismo, tras la caída en el segundo semestre de 2012 en mercados emergentes como China y Brasil, se comenzó a retomar el camino del crecimiento y de esa forma una eventual estabilización.

Tras la reunión del G20, Flaherty también mantuvo ese tono positivo.

Dijo estar complacido por el acercamiento de las autoridades para encontrar el balance de los esfuerzos y así mantener el gasto y promover el crecimiento.

Advirtió Flaherty, no obstante, que será necesario ser persistentes para estabilizar la economía global.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal