miércoles, 20 de febrero de 2013

Gobierno búlgaro dimite en bloque

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

boiko-borisov-dimite

El primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, y todo su gabinete, renunció hoy. Sin embargo, estará en ejercicio hasta que el presidente Rosen Plevnelieva nombre un nuevo gobierno.

La renuncia del gabinete Borisov se debe las incesantes protestas populares que empezaron el domingo, motivadas especialmente por el alza de las tarifas eléctricas. Una factura promedio de un hogar búlgaro es de 350 euros al mes.

Bulgaria es un país que pertenece a la Unión Europea. Es una república parlamentaria.

Reuters

El primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, ha anunciado este miércoles la dimisión en bloque de su Gobierno a causa de las masivas protestas que se han producido en todo el país contra las políticas de austeridad y el aumento de las tarifas eléctricas.

«No voy a participar en un Gobierno bajo cuyo mandato la Policía está golpeando al pueblo«, ha declarado el primer ministro ante el Parlamento, sin precisar si se van a adelantar las elecciones legislativas previstas para julio de este año.

Miles de personas se han manifestado desde este pasado domingo en una veintena de ciudades de Bulgaria para protestar contra la última subida de las tarifas eléctricas y para reclamar la renacionalización de las compañías energéticas extranjeras que operan en el país. Hasta 25 personas fueron hospitalizadas ayer martes tras enfrentarse con la Policía en las manifestaciones.

Boiko Borisov ha intentado calmar el malestar de la calle cesando el pasado lunes al ministro de Hacienda, Simeon Djankov, y anunciando una serie de medidas, como la reducción en un ocho por ciento las tarifas eléctricas, la revocación de la licencia a CEZ y la imposición de multas a las tres distribuidoras eléctricas extranjeras, CEZ, Energo-Pro y EVN.

Bulgaria está dividida en tres sectores para la distribución de electricidad, controlados por las checas CEZ y Energo-Pro y la austriaca EVN. Los precios de la electricidad son especialmente sensibles para los búlgaros, especialmente en invierno, cuando una factura cuesta una media de 350 euros al mes. Además, el pasado mes de julio la electricidad ya había subido un 13 por ciento.

El problema de las tarifas eléctricas se une al malestar general por el bajo nivel de vida y por los altos índices de corrupción en el país, el más pobre de la UE.

Foto: trt-world.com