jueves, 21 de febrero de 2013

Cumbre sobre educación superior: el PQ mide el costo político de los distintos escenarios

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Manifestación Montreal CLASSE

El Parti Québécois no quiere que la próxima cumbre sobre educación superior se convierta en una daga en el cuello del Gobierno de Pauline Marois. Para eso están midiendo el impacto político de sus propuestas en cuanto a la educación.

La cadena Radio-Canada reporta que el entorno de la primera ministra ha medido los distintos escenarios que generan las distintas propuestas que podrían llevar a la mesa cuando se reúnan con los grupos estudiantiles de Quebec. En base a los sondeos, la indexación de la matrícula estudiantil sería el modelo más rentable a nivel político.

Es por eso que se espera que el PQ mantenga su discurso por esa línea y no por el de un posible congelamiento de las matrículas o menos aún la gratuidad de la educación superior. Según los reportes, el partido de gobierno ha analizado que tomar otra vía podría tener un gran costo político, que traería inestabilidad a un gobierno minoritario que ha tenido que recular en varios temas.

35 grupos, entre los que destacan las principales asociaciones estudiantiles de la provincia, se sentarán a discutir por dos días con el gobierno, para llegar a conclusiones sobre el futuro del sistema de educación superior de Quebec. Los partidos de oposición también tendrán voz en el encuentro.

Si bien Pauline Marois logró conseguir votos de los estudiantes en las pasadas elecciones, no fueron suficientes como para darle un gobierno mayoritario. Por el contrario, su decisión de ponerse completamente del lado de los estudiantes durante la larga huelga de 2012 pudo haber generado dudas en el resto de la población.

Es por eso que ahora buscaría ir con más cuidado, escuchando a lo que la aparente mayoría opina, que es la indexación de los costos de la educación superior. Pero eso podría ser piedra de tranca en la mesa de diálogo, pues los estudiantes han manifestado su intención de pedir al menos el congelamiento de las tarifas.

El ministro de Eduación Superior, Pierre Duchesne, no ha cerrado la puerta a ninguna opción a excepción de la gratuidad de la educación, lo cual hizo que la ASSÉ, el más radical de los grupos estudiantiles, anunciara que no asistirá a la cumbre y por el contrario saldrá a la calle a protestar.

Incluso, han dicho que planear boicotear el evento y analizarán una eventual nueva huelga.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal