sábado, 23 de febrero de 2013

La OQLF en el ojo del huracán: debate sobre el uso del francés en Quebec genera posturas radicales

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Office Québécois de la Langue Francaise

En una semana el tema del uso del francés en Quebec se convirtió en una historia propia del realismo mágico.

Primero fue el “Pastagate”, por el cual un propietario de un restaurante fue acusado de tener la palabra “pasta” en el menú de su local de comida italiana, la cual no pertenece al francés.

Pero la historia publicada por el diario La Presse este sábado tiene a muchos incrédulos. Defensores y detractores de las políticas de protección del idioma creen imposible que la historia de la “Brasserie Holder” sea real.

El dueño del restaurante, ubicado en el Viejo Puerto, describió la visita de una representante de la Office Québécois de la Langue Française. Una señora muy amable, que nunca mostró una actitud agresiva, aunque sus “recomendaciones” han generado todo tipo de reacciones.

La oficial del organismo encargado en velar por el correcto uso del idioma oficial de la provincia pidió al dueño que cambiara una serie de palabras que se encontraban en distintos lugares del local.

Desde el botón de “redial” del teléfono, los botones del microondas y muchas otras cosas que pidió fueran tapadas con cina adhesiva. Uno de los momentos más tensos fue cuando vio que el chef del local, quien es francófono, había escrito una lista de productos en un pizarrón entre el que estaba “steak”.

La oficial pidió que utilizaran “bifsteck”, reconocida en la lengua francesa. Así mismo “regañó” al dueño por tener las iniciales “W.C.” (Water-closet) para identificar los baños. A pesar de la réplica del dueño, quien dice que su local está inspirados en las brasseries de París, donde es común utilizar el “W.C.”, la inspectora dijo que aquí estaban en Quebec, no en Francia.

La historia no ayudará mucho a la causa del Parti Québécois, quien busca aprobar una nueva ley para reforzar la famosa 101, que rige el uso del francés en la provincia.

La ministra Diane De Courcy, encargada de la inmigración y del Acta del Uso del Francés, dice que hay que respetar la independencia de la OQLF, pero admitió cierta preocupación por algunos casos aislados en los que pareciera no haber comprensión y en los que se ha tomado un enfoque muy cerrado. Sin embargo, no quiso hablar de un caso en específico.

Pero para algunos el proyecto de ley del PQ no es lo suficientemente fuerte para luchar contra la popularidad de otros idiomas.

Para Mario Beaulieu, presidente del Mouvement Québec Français, la reforma de la ley 101 debería ir más lejos al tiempo que se debería responder a los que considera, continuos ataques a la ley 101 y su reforma por parte de los medios anglófonos, según explicó a la agencia Canadian Press.

Este fin de semana se reunieron en St-Jean-Sur-Richelieu distintos grupos de defensa del francés para analizar el proyecto de ley 14 y los efectos que tendría en el idioma oficial de Quebec.

Según Beaulieu, casos como el del “Pastagate” son errores de juicio de algunos oficiales, pero “los medios anglófonos intentan hacernos pasar por xenófobos y aprovechan cualquier error”.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal