jueves, 28 de febrero de 2013

Solo 12 de las 3.000 personas acusadas de fraude han perdido la ciudadanía canadiense

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Pasaporte Canadá

Hace más de un año el ministro de Inmigración, Jason Kenney, anunció que revocaría la ciudadanía canadiense a más de 3.000 personas acusadas de fraude.

Sin embargo, hasta ahora apenas una docena de personas han sido afectadas por la medida.

Así lo demuestran datos obtenidos por la agencia Canadian Press tras una petición por medio del Acta de Acceso a la Información.

El pasado otoño el ministro Kenney había señalado que 19 personas ya habían perdido su ciudadanía por casos de fraude, parte de una investigación que arrancó en julio de 2011. Pero los datos demuestran que hasta ahora solo 12 personas dejaron de ser canadienses luego que el Gobierno Federal interviniera.

La situación es aún más compleja. De los 3.000 acusados por fraude de ciudadanía, solo 286 han sido localizados hasta ahora para avisarles que enfrentarán demandas legales para revocarle la ciudadanía.

Al mismo tiempo, el 90% de los que han sido ubicados han respondido con cartas alegando que apelará la decisión, algo que retrasará más todo el proceso.

Para combatir el fraude se puso a disposición una línea telefónica donde se recibirían pistas sobre personas presuntamente vinculadas en acciones ilegales para obtener el pasaporte de Canadá. Sin embargo, de las 22.000 llamadas que han recibido, solo 132 han llevado a una investigación formal.

Por otro lado, esta actitud agresiva del Gobierno Federal es algo nuevo para el país. Los datos demuestran que entre 1997 y 2010 solo 66 personas perdieron la ciudadanía canadiense.

Retrasos en el proceso

Estas investigaciones se han traducido en largas listas de espera para procesar las solicitudes de residentes que ya cumplen los requisitos de ciudadanía y esperan por su juramentación. En el pasado el Gobierno Federal hablada de un proceso que tardaba 18 meses.

En este momento el portal del ministerio de Inmigración señala que el promedio para procesar una solicitud de ciudadanía es de 21 meses.

En los últimos años la cantidad de solicitudes de ciudadanía ha crecido un 30%, lo cual, cuando se junta a los recortes de presupuesto y la dificultad para conseguir jueces de ciudadanía, se traducen en retrasos en el sistema.

Según el reporte de Canadian Press, para el 30 de septiembre de 2012 había 319.517 solicitudes de ciudadanía. El problema es que con los recursos actuales el Gobierno Federal está en capacidad de procesar solo 160.000 solicitudes por año.

Los residentes permanentes tienen que demostrar haber estado un mínimo de 1,095 días en Canadá de un periodo de cinco años. Para combatir el fraude el gobierno ha introducido nuevas planillas, nuevas pruebas de conocimiento del idioma así como la posibilidad de solicitar entrevistas para analizar cada caso.

Para lidiar con la alta demanda el ministerio de Inmigración ha hecho una gran campaña para motivar a los canadienses a convertirse en jueces de inmigración, así como medita sobre si hacer grandes ceremonias para juramentar a cientos de personas al mismo tiempo.

Foto: Flickr – Aaron_S (CC)