viernes, 1 de marzo de 2013

Polémica en Columbia Británica por material de educación sexual calificado como «pornografía»

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Libro pornografía Escuela Columbia Británica

Unos padres de Columbia Británica quedaron sorprendidos luego que su hijo de 13 años regresara a casa con “material informativo” sobre sexualidad que le habían dado en su escuela.

El niño de la ciudad de Nanaimo, en la isla Vancouver, había recibido un pequeño libro llamado “Put On Something Sexy” (Ponte algo sexy) como parte de una clase sobre educación sexual para niños de octavo grado.

El librito muestra en dibujos a una mujer poniendo un condón a su pareja antes de tener relaciones sexuales a medida que avanzan las páginas.

“Realmente me dieron nauseas cuando vi lo que le había dado”, señaló Cathy Sanders, madre del niño, a la cadena CTV. Su padre, Clay Sanders, califica la pequeña publicación como “caricaturas pornográficas”.

El libro fue entregado por el grupo AIDS Vancouver Island, un organismo que realiza distintas presentaciones sobre educación sexual. Los Sanders dicen que contactaron a los directores de la escuela, quienes también admitieron haber quedado sorprendidos con el material.

Según explicaron los responsables de la comisión escolar de la zona, el grupo entregó el material sin previamente haber sido aprobado por los directores de las escuelas, por lo que una vez conocieron de su existencia intentaron eliminarlo.

Luego enviaron una carta a todos los padres de la escuela secundaria Wellington, donde ocurrió el incidente.

AIDS Vancouver Island defendió su propuesta, alegando que es un formato de material que han utilizado durante los 15 años de existencia que tienen. “El proveer a los estudiantes de material directo, sin prejuicios y con información sobre la sexualidad y el sexo seguro es crítico para asegurarnos que los estudiantes saben cómo protegerse no solo contra el VIH, sino contra cualquier enfermedad de transmisión sexual”, señaló Eric Berndt, vocero del organismo.

Pero para Cathy y Clay Sanders esa explicación no es suficiente. Dicen que esas imágenes marcarán a su hijo siempre.

¿Qué opina? ¿Cree que este tipo de material es inapropiado para los niños de octavo grado? Déjenos su comentario

Foto: captura de pantalla CTV