lunes, 4 de marzo de 2013

Kenia: Ataques dejan 15 muertos en jornada electoral

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

kenia

Dos ataques se registraron  hoy al comenzar la jornada electoral para elegir un nuevo presidente en Kenia. Los ataques fueron a machetazos contra gente que se encontraba en las colas para votar. Unos nueve policías y seis atacantes fallecieron.

En las elecciones de hoy se perfilan dos candidatos con más oportunidades para ganar. El primer ministro Raila Odinga, que occidente lo da como el candidato de la estabilidad política, y Uhuru Kenyatta, viceprimer ministro quien está acusado de implicaciones en enfrentamientos intertribales en los últimos comicios.

Reuters

Al menos 15 personas han muerto por los ataques de grupos con machetes contra los kenianos que se encontraban en la cola para votar en unas elecciones presidenciales que esperan reconstruir la imagen del país después del derramamiento de sangre en las elecciones del año 2007.

La jornada electoral había comenzado temprano, con largas colas en todo el país. Al menos nueve agentes de seguridad en la conflictiva región de la costa de Kenia fueron asesinados a machetazos, y seis atacantes también murieron, según dijo el jefe regional de la policía, Aggrey Adoli. La cifra total había sido previamente de 17.

Los dos ataques fueron por separado y oficiales superiores de la policía culpan de uno de ellos a un movimiento separatista que, de confirmarse, no tendría relación alguna con las ‘causas étnicas’ de las muertes de 2007.

Los funcionarios y los candidatos han hecho llamamientos apasionados para evitar que se repitan los desmanes tribales que estallaron hace cinco años cuando las disputas sobre el resultado de las encuestas impulsaron enfrentamientos entre partidarios tribales de candidatos rivales.

Más de 1.200 personas perdieron la vida, haciendo añicos la reputación de Kenia como una de las democracias más estables de África y llevaron su economía a un punto muerto.

Como en 2007, los comicios son de ‘alto riesgo’. Los dos candidatos principales, el primer ministro Raila Odinga y el viceprimer ministro Uhuru Kenyatta, dependen en gran medida de los votos de los partidarios tribales.

Miedo en las urnas

Muchos kenianos han sido en esta ocasión cautos, sobre todo en los lugares donde estallaron la última vez los disturbios. Los comerciantes han agotado las existencias y algunas personas en las zonas tribales han regresado a sus países de origen.

Bernard Otundo, de 36 años, que hacía cola en silencio en Nairobi, en la oscuridad de la madrugada, dijo que esperaba una votación pacífica.

«Algunos han estado aquí desde las 2.00 horas. Yo llegué un poco después de las 3.00 horas,» dijo. «Se han celebrado muchas campañas de sensibilización contra la violencia y no creo que vaya a suceder en esta ocasión, sea cual sea el resultado».

Países vecinos

Los vecinos de Kenia observan con nerviosismo el devenir de estos comicios, después de que sus economías se vieran afectadas por la violencia de hace cinco años, ya que se llegaron a cerrar las rutas comerciales que atraviesan la mayor economía del este de África.

Estados Unidos y otros países occidentales están preocupados también por las elecciones, debido a que Kenia es un aliado vital en la lucha regional contra el islam militante.

«Nuestro futuro es incierto, pero el anhelo de paz y victoria está de nuestro lado en esta ocasión», dijo el defensor de Odinga Eunice Auma, en Kisumu, un punto de inflamación después de los comicios de 2007.

«Sin embargo, si nuestro candidato [Odinga] no logra hacerse con la victoria, estoy asustado de que la violencia pueda volver a estallar», dijo.

Súplica presidencial

El presidente saliente Mwai Kibaki realizó por su parte una «súplica apasionada» por una votación pacífica. Los candidatos, a su vez, se han comprometido a aceptar el resultado.

Aunque muy por delante de otros seis contendientes, las encuestas sugieren que Odinga y Kenyatta tendrán que luchar para obtener los votos suficientes para una victoria absoluta en la primera ronda.

Occidente mira con recelo una victoria de Kenyatta, quien, a sus 51 años, ha sido acusado por el Tribunal Penal Internacional por su presunta implicación en los enfrentamientos intertribales de los últimos comicios. Él niega los cargos.

Foto: webislam.com