lunes, 11 de marzo de 2013

Este lunes inicia la primera audiencia preliminar en el caso de Luka Rocco Magnotta

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Luka Rocco Magnotta llegada a Montreal

 

Luka Rocco Magnotta vuelve este lunes al tribunal. El llamado por muchos “Descuartizador de Montreal” tendrá su primera audiencia preliminar por su juicio.

El acusado de 30 años es señalado como el responsable de haber asesinado a Lin Jun, un estudiante chino, así como de haber filmado el crimen y luego haber descuartizado el cuerpo de la víctima.

El caso sacudió a la comunidad de Montreal y todo Canadá y generó una larga investigación que terminó con el arresto del acusado en Berlín.

Lo llamativo el caso ha creado una gran atención. Cientos de reporteros se mantienen en el Palacio de Justicia de Montreal, esperando entrar al tribunal donde se realizará este lunes la audiencia. Sin embargo, los abogados de la defensa quieren que el proceso se realice a puertas cerradas.

Muchos están criticando esta medida, calificándola como inaudita, algo que no sucedía desde 1982 cuando entró en vigencia el Acta de Derechos y Libertades de Canadá.

VER MÁS: Todo sobre el caso de Luka Rocco Magnotta

Sin embargo, para muchos especialistas es poco probable que los jueces encargados del proceso acepten la solicitud de los abogados de Magnotta, especialmente por tratarse de un caso que trascendió las fronteras del país y del cual se habló por todo el mundo.

Sin embargo, existe temor que la atención mediática se convierta en un juicio no equilibrado contra el hombre. Magnotta, quien tiene un pasado controversial, se declaró inocente de todos los cargos que se le imputan por la muerte de Lin Jun.

Estos cargos son: homicidio premeditado, ultraje de un cadáver, producción y difusión de material obsceno, utilizar el correo para enviar material obsceno, intimidación contra el Primer Ministro e intimidación contra la Cámara de los Comunes del Parlamento.

Magnotta fue detenido en Berlín el 4 de junio de 2012 luego de varios días de persecución.

Foto: policía de Montreal