jueves, 14 de marzo de 2013

La Unión Europea reunida. Busca combinar «crecimiento» económico con «ajustes» fiscales

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

cumbre-de-paises-europeos

Posiblemente hoy la mayoría de los ojos estén puestos en el Vaticano, tras la elección del nuevo papa. De tal manera que la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Unión Europea que empezó hoy en Bruselas, está pasando un tanto desapercibida.

No por ello dejan de ser importantes los temas que están tratando. Aunque no se esperan grandes sorpresas, de todos modos se abordarán los temas de la austeridad y el crecimiento. Y desde luego tratar de llegar a una fórmula que combine eficazmente los dos objetivos.

EFE

Los jefes de Estado y de los 27 países de la Unión Europea (UE) comenzaron hoy una cumbre de dos días dedicada a buscar la combinación que permita continuar los ajustes de consolidación fiscal y fomentar a la vez el crecimiento y la creación de empleos.

Los líderes analizarán los progresos logrados desde el estallido de la crisis, al tiempo que constatarán que los avances no han frenado el alto nivel de desempleo, ni han devuelto el pulso a la economía europea, según el último borrador de las conclusiones de la cumbre.

Por ello, los líderes europeos buscan convertir el crecimiento en una “prioridad”, aunque no se espera un golpe de timón a la estrategia de reformas estructurales y contención fiscal aplicada hasta el momento.

DISCUSIONES POR TRATAR

“No es blanco y negro […] Como muchos dirían, hay muchas tonalidades de grises”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en una intervención que dio comienzo a la cumbre.

Van Rompuy recalcó los esfuerzos realizados en los últimos tres años, una “condición previa para la recuperación” que, sin embargo, aún no se han traducido en más crecimiento y empleo, cuestión en la que consideró que debe centrarse la UE.

“No podemos rendirnos, tenemos que seguir centrados en nuestro objetivo”, dijo el presidente del Consejo Europeo, quien añadió que “la cuestión es encontrar un equilibrio adecuado” entre la consolidación y los estímulos para el crecimiento.

POSTURAS DIFERENTES

Varios líderes europeos recalcaron la necesidad de flexibilizar los esfuerzos de consolidación fiscal para dar cabida a políticas que se centren en impulsar el crecimiento.

“Debemos adaptar, en la medida de lo posible, nuestros programas de ajuste presupuestario necesarios” en lo referente a los objetivos de estímulo de la actividad económica, indicó el presidente de Francia, Francois Hollande, momentos antes de acudir al encuentro.

Hollande pidió que el “pacto por el crecimiento” ya aprobado por los líderes europeos “se aplique y tenga todo el impacto posible en 2013”.

En este mismo sentido se pronunció el primer ministro italiano en funciones, Mario Monti, quien dijo que defenderá ante sus colegas que se conceda a los países un mayor margen para llevar a cabo los ajustes presupuestarios exigidos desde Bruselas.

“Hemos introducido márgenes razonables de flexibilidad dentro de las normas europeas de la disciplina presupuestaria y, de nuevo, pediremos que estos márgenes puedan ser confirmados”, dijo Monti.

Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Merkel, abogó por “hacer todo” lo que se pueda para “mejorar la competitividad y crecer” y consideró que la UE debe “poner el acento” en el paro juvenil, a fin de ayudar a los menores de 25 años a encontrar trabajo.

“Tenemos el pacto por el crecimiento y el empleo que aprobamos en verano pasado, y ahora se trata de que se insufle vida al mismo. Hay dinero y ahora éste tiene que llegar a los ciudadanos para que los jóvenes europeos tengan trabajo”, señaló Merkel.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, subrayó la importancia de que se apliquen medidas de crecimiento, se resuelva el problema de financiación y se aborde el desempleo juvenil, al mismo tiempo que se “continúe avanzando en la unión bancaria, fiscal, política y económica”.

Rajoy afirmó que no cree que nadie en la UE se oponga al crecimiento económico, porque, si no lo hay, no existe progreso ni se crea empleo, ni bienestar ni riqueza.

El primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, subrayó la necesidad de equilibrar austeridad y crecimiento y de explicar mejor las políticas a los ciudadanos, a su llegada al encuentro.

“No excluiría que corramos el riesgo de ver una revuelta social”, declaró Juncker, quien defendió que “el rigor y la seriedad” deben ser compatibles con unas políticas de consolidación que “no afecten al crecimiento”.

Foto: Pantalla video Rtve.es