martes, 19 de marzo de 2013

Asociación de agentes hipotecarios advierte que reglas de Flaherty generarán pérdida de 190.000 empleos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Vivienda Montreal Canadá

La asociación que representa a los agentes hipotecarios del país prevé que habrá una caída significativa del número de empleos en el sector inmobiliario, apuntando la responsabilidad directamente al ministro de Finanzas, Jim Flaherty, encargado de modificar las reglas de los préstamos hipotecarios en el verano pasado.

El señalamiento parece ser parte de un esfuerzo más amplio de la industria para revertir algunas de las reglas de Flaherty y flexibilizar las normas de crédito como consecuencia de una desaceleración en el mercado inmobiliario.

En un reciente reporte presentado antes las autoridades en Ottawa, Will Dunning, economista jefe de la Canadian Association of Accredited Mortgage Professionals (CAAMP), aseveró que hay la posiblilidad de que se pierdan 190.000 trabajos en el ramo entre 2013 y 2015 como resultado de las medidas aplicadas en 2012.

El reporte proyecta pérdidas de 70.000 plazas relacionadas a la construcción de nuevas unidades y otros 120.000 trabajos vinculados a la venta de casas del mercado secundario.

“Si las proyecciones son correctas, las nuevas normas de amortización eliminarán cerca del 80% del valor de un año completo de producción”, aseveró por su parte Canadian Mortgage Trends.

Dunning dijo al Huffington Post Canada que prevé que los precios de las viviendas caigan en todo el país este verano como consecuencia de los cambios en las reglas de las hipotecas aplicados el año pasado. Indicó que las medidas han afectado aguas abajo en el mercado, pero que los efectos se extenderán aguas arriba.

La visión de Dunning es opuesta a la de muchos analistas que han dicho que la ralentización del mercado inmobiliario canadiense es consecuencia de las condiciones del sector en lugar de las nuevas reglas.

Sonya Gulati, economista senior de TD Bank indicó al Globe and Mail que los efectos de los cambios ya se sintieron en el mercado, lo que se traduce en que no deberían afectar más las ventas.

La asociación de agentes está de esta forma haciendo campaña para que algunas de las medidas sean revertidas. Específicamente, la CAAMP quisiera que el tiempo máximo de amortización volviera a los 30 años, aunque los primeros compradores tendrían que calificar para una hipoteca de 25 años antes de otorgarles una a 30 años.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal