martes, 19 de marzo de 2013

Evo Morales amenaza con retirarse de la Comisión Interamericana de Derechos de la OEA

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Evo Morales Bolivia

El gobierno boliviano que preside Evo Morales anunció que “realiza una profunda evaluación sobre la posible salida de Bolivia” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (CIDH).

La razón sería que el organismo internacional está influenciado por Estados Unidos y además está presionando para que el gobierno boliviano anule la ley 222, que supuestamente infringe los derechos de los pueblos indígenas Chiman, Yuracaré y Mojeño, que se encuentran en aéreas protegidas bajo la ley 180, esto es la Ley de Protección del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

A través de la aplicación de la ley 222 el gobierno boliviano está llevando a cabo la construcción de una carretera que pasa por estos territorios indígenas protegidos.

Se debe indicar que con ocasión de una propuesta parecida de Venezuela de salirse de la CIDH, el secretario general de la OEA, manifestó que no existe un mecanismo que permita la salida de un país de este organo, ya que ello está involucrado en la pertenencia del país a la OEA. Esto esto si un país quiere salirse de la indicada comisión, tendría que salirse de la OEA.

Reporte de EFE:

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, plantea retirar a su país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al considerar que este organismo depende de Estados Unidos y que la derecha la utiliza, un paso aún sin fecha, pero que según dijeron a Efe fuentes gubernamentales, está en la agenda política de este año.

Morales anunció hoy (ayer) en rueda de prensa que piensa «seriamente» en retirar a Bolivia de la CIDH, cuya sede está en Washington a pesar de que «Estados Unidos no ha ratificado ningún acuerdo de defensa de los derechos humanos».

La sede de la CIDH, un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), se encuentra en Washington, pero Estados Unidos no ha ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, el principal instrumento sobre esta materia con el que cuenta el continente.

«Yo considero a la CIDH como otra base militar«, dijo Morales al señalar que la institución está financiada por Estados Unidos para «tratar de juzgar a los países».

Morales agregó que «la derecha procapitalista y proimperialista usa a la CIDH» y que la OEA enviaba misiones a Bolivia para defender y no condenar a presidentes y Gobiernos «que estaban masacrando al pueblo boliviano».

«Después de conocer y seguir conociendo esas instituciones, personalmente estoy haciendo una profunda evaluación, (creo) que (es) mejor renunciar, retirarnos, no tomar en cuenta», sostuvo Morales.

Precisó: «eso no significa violar los derechos humanos, sino (que) también queremos dignidad y soberanía y a esta clase de instituciones poner en su lugar».

El anuncio del mandatario se produjo después de que el pasado viernes se celebrara en la CIDH una sesión por el conflicto que un grupo de indígenas ha planteado contra el Gobierno boliviano para oponerse la construcción de una carretera en la reserva ecológica Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

La ministra de Comunicación de Bolivia, Amanda Dávila, señaló hoy (ayer) en declaraciones a Efe que «no hay una fecha concreta» prevista para la salida del país de la CIDH, aunque precisó que el asunto «está previsto» en la agenda política de este año.

Para dar este paso, será necesario que el Gobierno boliviano consulte a la Asamblea Legislativa Nacional.

Dávila recordó que aunque Bolivia es el país «que ha dicho las cosas de manera más directa«, su opinión es compartida por los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), en especial por Ecuador y Venezuela.

Foto: Pantalla video Youtube