sábado, 23 de marzo de 2013

Batalla campal entre Hermanos musulmanes y opositores al gobierno de Egipto

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

violencia-en-egipto

La animosidad está a flor de piel en Egipto. Tan luego se cruzan partidarios del régimen y opositores, se desata la violencia. Es lo que sucedió hoy en El Cairo. Miembros de los Hermanos Musulmanes y opositores al régimen de Mohamed Mursi se enfrentaron violentamente. La policía intervino lanzando gases lacrimógenos y perdigones.

La violencia se extendió por varias zonas del país, como Alejandría, Mansura, Mahala al Kubra y Zagazig. Se estima el saldo en más de 200 heridos.

El Mundo.es

Las escaramuzas frente a las sedes de los Hermanos Musulmanes y su partido político han dejado más de 200 heridos en todo Egipto. El estallido de rabia ha sido especialmente virulento en el cuartel general de la agrupación a la que pertenece el presidente egipcio Mohamed Mursi, ubicado en el extrarradio de El Cairo y protegido este sábado por un amplio despliegue policial tras horas de batalla campal entre miembros de la Hermandad y opositores.

La violencia, que se cebó sobre los alrededores del edificio y los vehículos que transportaban a los partidarios de Mursi, es un ‘déjà vu’ de la severa polarización política que desde el pasado noviembre vive el país más poblado del mundo árabe. Hace una semana, unos enfrentamientos similares rodearon el recinto, ubicado en el barrio cairota de Moqatam, después de que los activistas intentaran pintar eslóganes en sus paredes.

Una decena de periodistas que cubría los altercados denunció entonces el ataque de militantes y guardias de seguridad de los Hermanos. Y un vídeo corrió como la pólvora por internet con la bofetada propinada por un barbudo a la activista Mervat Musa, que en la secuencia difundida termina derrumbándose. Unos antecedentes que animaron ayer a quienes enfilaron el camino hacia la sede de la Hermandad en el bautizado como «viernes para restaurar la dignidad». En previsión de las protestas, la cofradía -con una poderosa red de simpatizantes y 85 años de historia- instó a los suyos a desplazarse hasta el edificio para protegerlo. Algunos abandonaron este sábado las instalaciones tras dos intensas jornadas.

El fuego cruzado estalló poco después de la oración musulmana del viernes. La marcha de la oposición -decenas de ‘baltaguiya’ (matones), según la Hermandad- se encontró con los militantes de la agrupación islamista en la ruta hacia su sede. Los agentes antidisturbios lanzaron hasta altas horas de la madrugada gases lacrimógenos y dispararon perdigones para sofocar una batalla campal que destrozó varios microbuses y alcanzó a una ambulancia que transportaba a los heridos. Botellas, piedras y cócteles molotov alarmaron a los residentes de este distrito de la capital.

Ataques en varias ciudades

Al grito de ‘Badía, vendiste la revolución’ (en referencia al guía supremo de la Hermandad), la cólera también se propagó por otras propiedades del principal movimiento político de Egipto. Varios cientos de manifestantes, según el diario estatal ‘Al Ahram’, saquearon los despachos del grupo en la isla de Manial, en el centro de El Cairo. En Alejandría, el blanco fue una oficina del brazo político La Libertad y la Justicia. Otras instalaciones en las ciudades de Mansura, Mahala al Kubra y Zagazig, emplazadas en el delta del Nilo, sufrieron desperfectos.

En su cuenta de Twitter, el presidente Mohamed Mursi volvió a acusar a intereses extranjeros del intento de dividir a los egipcios. Y los Hermanos Musulmanes condenaron unos ataques que, a su juicio, demuestran que no disponen de las «milicias» que denuncian los opositores. «Los matones nos han estado atacando con armas y cócteles molotov durante las últimas 12 horas. Si (las milicias) existieran, la escena habría sido distinta», señaló el portavoz Ahmed Aref en la página de la agrupación en Facebook.

«Los Hermanos Musulmanes han sobrevivido a tres reyes y cuatro presidentes de la primera república. Todos ellos se marcharon y la Hermandad sigue fuerte, con un mensaje humanitario e islámico cada vez más robusto y su difusión en más de 60 países de seis continentes», agregó el vicepresidente de La Libertad y la Justicia, Esam el Erian.

Inestabilidad política

Por su parte, el Gobierno censuró este sábado los disturbios y pidió a las fuerzas políticas que no proporcionen «cobertura política» a unos ataques que tratan de «arrastrar el país hacia un estado de violencia y abortar su transición democrática y la celebración de comicios parlamentarios», fijados inicialmente para el próximo abril pero suspendidos mientras el Tribunal Constitucional revisa la ley electoral. En los últimos meses, la profunda división entre islamistas y opositores laicos ha aumentado una inestabilidad política agravada por el embrollo legal y la ruina económica.

Tras la revolución que derrocó el régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011, los Hermanos Musulmanes han emergido como la principal fuerza política de Egipto y el actual presidente del país, Mohamed Mursi, fue uno de sus dirigentes hasta que accedió a la Jefatura de Estado.

Foto: Pantalla video Youtube