miércoles, 27 de marzo de 2013

Absueltos dirigentes de las FARC por el caso del asesinato de monseñor Isaías Duarte Cancino

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

monsenor-isaias-durante-cancino

El Tribunal Superior de Cali ordenó revocar la sentencia a 25 años de prisión y al pago de indemnización que pendía sobre la cúpula de las FARC, constituida por Alfonso Cano, ‘Timochenko’, Efraín Guzmán, ‘Pablo Catatumbo’ e Iván Márquez, por el asesinato de monseñor Isaías Duarte Cancino.

Duarte Cancino para el momento de su muerte en Cali era arzobispo de la Arquidiócesis de esa ciudad. Siempre fue un crítico de las guerrillas, tanto de las FARC y del ELN. El día 17 de marzo del 2002, dos hombres le dispararon cuando salía de efectuar su oficio religioso.

Informa El Tiempo

El Tribunal Superior de Cali absolvió a la cúpula del secretariado de las Farc de ser la determinadora del homicidio de monseñor Isaías Duarte Cancino, el 17 de marzo del 2002, al tiempo que decidió levantar las órdenes de captura por este hecho.

La sala penal del Tribunal ordenó «revocar en su integridad la sentencia de primera instancia del 20 de diciembre 2011 del juzgado segundo penal y absolver a ‘Alfonso Cano’, ‘Timochenko’, ‘Efraín Guzmán’, ‘Pablo Catatumbo’ e ‘Iván Márquez'».

Estos cinco integrantes de la guerrilla habían sido condenados a 25 años de prisión y debían pagar una indemnización de 1.000 millones de pesos a los familiares del prelado por perjuicios morales.

La sentencia, del pasado 15 de marzo, fue confirmada por cuatro de los magistrados; uno hizo salvamento de voto al considerar que el fallo debió confirmarse.

La razones del Tribunal

Aun cuando la corporación afirma que la jerarquía del religioso, su postura frente a los grupos al margen de la ley y el eco en los medios de sus ideas llevan a considerar como razonable la tesis del juzgado como móvil del asesinato, dice que «no existen los méritos jurídicos según el Código de Procedimiento Penal para determinar que la orden provino de la cúpula insurgente«.

Los magistrados argumentan que para la fecha de los hechos algunos de los jefes condenados, como ‘Pablo Catatumbo’ e ‘Iván Márquez’, no hacían parte del secretariado y que sus ascensos se dieron tiempo después.

El Tribunal desestimó también el testimonio de Julio Rodrigo Iriarte, alias ‘Julio’, quien dijo que era escolta en el 2001 del comandante ‘Álex’ y que, supuestamente, escuchó una conversación de este con ‘Mincho’ (del frente 30) sobre «matar al padre, orden del secretariado«.

Según el Tribunal, ‘Julio’ no apareció en ninguna orden de la estructura del frente 30 y las relaciones que dio sobre los jefes de esa estructura no concordaban con las que las autoridades tenían, entre otras inconsistencias.

Otro testimonio, el del conductor de monseñor Duarte, refiere que en dos ocasiones escuchó que la guerrilla lo tenía amenazado. Pero una de esas conversaciones provino de un oficial de la Policía que nunca fue llamado para establecer cómo llegó a esa información. Otro testigo tampoco fue llamado.

Los magistrados critican el hecho de que el juez que condenó a las Farc por este crimen solo hubiese tenido en cuenta «los nefastos antecedentes de la agrupación subversiva».

Los magistrados añaden que debió tenerse en cuenta que otros grupos se sentían amenazados por las declaraciones de monseñor Duarte. Este fallo puede ser apelado ante la Corte Suprema.

Foto: Captura de pantalla / YouTube