viernes, 29 de marzo de 2013

La ONU lamenta la decisión de Canadá de retirarse de la Convención contra la Desertificación

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Stephen Harper Primer Ministro Canadá

Canadá se convertirá en el único país del mundo en no ser parte de la convención de las Naciones Unidas que lucha contra las sequías en el planeta.

El Gobierno Federal confirmó esta semana que se apartará del grupo, una decisión que está generando fuertes críticas de parte de la oposición, la sociedad civil e incluso de la misma ONU.

El primer ministro Stephen Harper defendió la decisión este jueves durante la sesión de la Cámara de los Comunes. Según el mandatario, la Convención de las Naciones Unidas de Lucha Contra la Desertificación, se ha convertido en un organismo “muy burocrático” que no es efectivo y novale la pena la inversión de $350.000 por año.

Pero para la CNULD (por sus siglas) es “lamentable” que Canadá decida retirarse. “La convención está más fuerte que nunca, lo que hace la decisión de Canadá de retirarse aún más lamentable”, dijo el organismo en un comunicado.

El Gobierno Federal anunció la medida sin llamar la atención. Ni siquiera enviaron un comunicado oficial a los medios.

De hecho el mismo organismo decía no conocer nada al respecto para el momento en el que fue interrogado por los medios. Además, dicen que la noticia los sorprendió por aparecer a semanas de una reunión que tendrá el organismo para debatir con científicos el actual estado del problema de las sequías.

La reunión tendrá lugar en Bonn, en Alemania, sede de la Convención.

Para la CNULD la retirada de Canadá no tiene mucha lógica, considerando que “es un país sujeto a sequías con un 60% de sus cosechas en áres secas”, señala el comunicado, así como es también un actor clave para asegurar el suministro de alimentos en los países desarrollados.

De igual forma, la dependencia de la ONU señala que la contribución anual de Canadá es de $291.000 y no $350.000 como señaló el Primer Ministro. Esto representa el 3,1% del presupuesto del organismo.

En 2007, bajo el mismo gobierno de Stephen Harper, Canadá había firmado junto con los otros 194 países un acuerdo de 10 años para mejorar la situación de la convención y así luchar de manera efectiva contra la sequía.

Según reporta la agencia Canadian Press, el Gobierno Federal invertirá el dinero que estaba planificado para 2013, aunque espera dejar de hacerlo para el próximo año. De igual forma, no participará en la próxima reunión.

Para la oposición en el Parlamento la medida es lamentable y una muestra de que el Gobierno Federal no quiere confrontar a los científicos que explican el impacto de las sequías y el cambio climático.

Pero para el Primer Ministro el problema es que solo un quinto el dinero que da Canadá se utiliza realmente en programas, el resto es pura burocracia, lo cual no es justo para los contribuyentes canadienses, según dijo Harper el jueves en el Parlamento.

Foto: Captura de pantalla CTV