viernes, 29 de marzo de 2013

Silvio Berlusconi al rescate de Lugi Bersani para formar gobierno en Italia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

silvio-berlusconi

Para forma gobierno en Italia, Pier Luigi Bersani requiere por lo menos de una agrupación política más. El indicado era el Movimiento 5 Estrellas, de Beppe Grillo. Pero éste se niega rotundamente hacer ningún tipo de alianzas con nadie.

Ante el fracaso hoy de Bersani para lograr formar un gobierno, Silvio Berlusconi aparece como el salvador de la situación. De tal manera que de no suceder otra cosa de última hora en las reuniones que realiza el presiente Giorgio Napolitano, Bersani y el propio Napolitano tendrán que pactar con quien venían eludiendo a toda costa, una figura polémica y hondamente desprestigiada a causa de sus numerosos juicios pendientes.

Informa El País

El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, está dispuesto a pactar un Gobierno de coalición con el líder del Partido Democrático, Pier Luigi Bersani, el ganador de las elecciones legislativas de hace un mes, para sacar a Italia del bloqueo político en que se encuentra tras los comicios, que dejaron un Parlamento ingobernable. Il Cavaliere se deja querer por Bersani, aunque éste no quiere ni oír hablar de pactar con el líder conservador. Eso sí, pide formar un Gobierno político, no de tecnócratas como el que encabezó durante cerca de un año Mario Monti.

«Nuestra posición no ha cambiado, se lo hemos expresado con absoluta claridad al presidente», Giorgio Napolitano, que ha iniciado esta mañana con Berlusconi una nueva ronda de contactos para formar Gobierno después de que ayer Bersani le informase de que él no ha sido capaz. La máxima esperanza del líder del centro izquierda, el más votado en las elecciones, era el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, pero este le dio calabazas. Il Cavaliere ha dicho que cree que hay espacio para el acuerdo con Bersani en una serie de medidas para atajar la crisis económica italiana, pero ha insistido en que cualquier Gobierno debe ser construido por partidos políticos, «dada la trágica experiencia» del mandato de Monti, impuesto por Bruselas ante el descarrilamiento de la Italia de Berlusconi. También Roberto Maroni, líder de la Liga Norte, aliada de Berlusconi, rechaza un Gobierno tecnocrático, apostando en su lugar por nuevas elecciones.

Ante la situación de ingobernabilidad surgida tras las elecciones del pasado 24 y 25 de febrero, Napolitano encargó a Bersani que comprobase los apoyos con los que podía contar, ya que su coalición cuenta con la mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados, pero no en el Senado. Pero después de seis días de consultas, Bersani concluyó ayer que no había conseguido un resultado «resolutivo» y por tanto la palabra pasaba de nuevo al Jefe de Estado. De esta manera, Napolitano concentrará hoy a todas las fuerzas políticas para comprobar personalmente si es posible limar las diferencias que ha encontrado Bersani con el resto de partidos o probar con otra solución.

Tras la reunión, a mediodía, con el Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi, Napolitano ha citado a las 16.00 horas al Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo; una hora más tarde hará lo mismo con la formación Elección Cívica del primer ministro en funciones, Mario Monti, y concluirá a las 18.00 horas con el Partido Democrático PD), de Bersani.

Napolitano se encuentra en los últimos meses de su mandato, que termina el 15 de mayo, y según la ley no puede disolver el Parlamento y convocar elecciones por lo que tendrá que elegir otra solución.

Aunque fuentes del PD precisaron que el resultado de las consultas no supone que se haya renunciado a intentar formar Gobierno, los analistas aseguran que es casi imposible que se pueda llegar a un Gobierno con Bersani a la cabeza.

El Movimiento 5 Estrellas rechaza cualquier tipo de apoyo a un Gobierno formado por los actuales partidos, mientras que Berlusconi propone sólo un Gobierno de coalición entre el PD y el PDL, pero sobre todo insiste en que el nuevo Presidente de la República tiene que proceder del área moderada.

Con estas perspectivas, la decisión de Napolitano se perfila ardua por lo que la solución más plausible sería la de proponer a los formaciones parlamentarias como presidente del Gobierno a una persona considerada imparcial que pueda recoger el apoyo de una mayoría absoluta como medida temporal.

Los medios de comunicación italianos barajan como posibles nombres a la actual ministra del Interior, Anna Maria Cancellieri: al presidente del Tribunal Constitucional, Franco Gallo; o al actual gobernador del Banco de Italia, Fabrizio Saccomani.

Con esta figura institucional se pretende que el Parlamento vote algunas reformas y medidas económicas urgentes, entre ellas una nueva ley electoral, considerada la principal culpable de la situación de ingobernabilidad que se ha creado tras las elecciones.

Foto: Pantalla video Euronews.com / Youtube