martes, 2 de abril de 2013

Gobierno de Egipto envió a la cárcel al comendiante Bassem Youssef

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Lo que los opositores del presidente egipcio  Mohamed Morsi no han logrado tal vez lo esté logrando el cómico Bassem Youssef. Tiene una arma más poderosa: la sátira política.

Youssef muestra en su programa televisivo de gran audiencia las debilidades de un régimen «inexperto y errático» de una manera cómica. La gente se ríe con ello.

Pero el régimen no tiene el humor para tolerarlo y mandó arrestar al comediante, acusado de burlarse del Presidente y del Islam. Ante esto Youssef responde contundente: «Si hay alguien que ha insultado la religión es quien usa el Islam con objetivos políticos»…

Youssef fue dejado en libertad el domingo.

Informa El País

Cada semana, millones de egipcios se tronchan de risa con las ocurrencias e imitaciones de Bassem Youssef, presentador de un exitoso programa televisivo de sátira política. Sin embargo, al Gobierno islamista y sus seguidores no les hace ninguna gracia. El domingo, Youssef fue puesto en libertad bajo fianza tras comparecer en la fiscalía para responder a la acusación de haber “insultado al presidente Mohamed Morsi y al islam”, y aseguró que piensa continuar con su labor.

El cómico se tomó con ironía el último episodio de acoso legal al que ha sido sometido por parte del poder islamista. Para empezar, arropado por decenas de seguidores, se presentó a las dependencias judiciales con un gran sombrero, parodiando el que lució recientemente el presidente Morsi en Islamabad, en la ceremonia de recepción del título de doctor honoris causa por parte de una universidad pakistaní.

Durante el interrogatorio, envió varios tuits sarcásticos. “Los oficiales de policía y los magistrados de la oficina del Fiscal General quieren fotografiarse conmigo, ¿quizás es la razón por la que ordenaron mi arresto?, se preguntó en tono jocoso. En otro mensaje, se burló del hecho que sus interrogadores fueran incapaces de encontrar un ordenador portátil para reproducir segmentos de su programa.

La presente causa contra el presentador responde a una demanda presentada por doce abogados de tendencia islamista a raíz del programa emitido el pasado 1 de marzo, en el que Youssef se mofó de una entrevista que Morsi concedió a la televisión pública. El domingo, el cómico negó haber insultado al presidente, y fue puesto en libertad tras el pago de una fianza de 15.000 libras (unos 1.700 euros).

“Nosotros no somos quienes insultamos la religión. Lo único que hacemos es exponer los canales que han utilizado la religión, dañándola más que nadie. Si hay alguien que ha insultado la religión es quien usa el Islam con objetivos políticos”, dijo Youssef en una entrevista telefónica en directo en un programa de televisión, tan sólo unas horas antes de comparecer ante la justicia.

En una declaración pública, el presentador aseguró que su show El-barnameg (“el programa”) se continuará emitiendo con normalidad, por lo que no se amedrentará por el acoso legal que padece. El mes de enero, la fiscalía ya abrió una causa contra él por idénticos motivos y demandantes, que fue archivada por falta de pruebas.

Médico de profesión, Youssef, de 39 años, dio el salto a la comedia televisiva en marzo de 2011, poco después de la revolución que destronó a Hosni Mubarak. Inspirado en el programa del cómico estadounidense Jon Stewart “The Daily Show”, con el que se le compara a menudo, su espacio se ha convertido en un azote del gobierno islamista egipcio. El presentador ha encontrado un verdadero filón para la sátira en una clase política inexperta y errática, que ha recibido una excelente acogida por parte de la audiencia.

Foto: Pantalla video Youtube