jueves, 4 de abril de 2013

Policía Montada confirma identidad de los dos canadienses vinculados al atentado en Argelia y señala a un tercero

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Aaron Yoon Ali Medlej Xri Katsiroubas

La Policía Montada de Canadá (RCMP en inglés) confirmó las recientes informaciones sobre los dos canadienses vinculados al atentado terrorista contra una planta de gas en Argelia.

El cuerpo de seguridad federal señaló este jueves en una rueda de prensa que Ali Medlej y Xris Katsiroubas, dos ciudadanos canadienses, fueron encontrados sin vida entre los cuerpos de los agresores, quienes tenían vínculos con Al Qaeda. La información había sido publicada por la cadena CBC hace un par de días.

Los dos jóvenes se conocieron en una escuela secundaria de London, en Ontario. Katsiroubas, de una familia griega ortodoxa, se había convertido al islamismo poco antes de terminar la escuela.

El RCMP confirmó también que un tercer ciudadano canadiense viajó con los dos terroristas hacia el norte de áfrica. Se trata de Aaron Yoon, de 24 años, quien también estudió en la London South Secondary School y serían amigo de Medlej y Katsiroubas.

Yoon se encuentra en una prisión Mauritania, aunque se desconoce los motivos. Según las informaciones de los cuerpos de seguridad, el joven creció en el seno de una familia católica pero se había convertido al islamismo poco antes de terminar la secundaria.

Los tres habrían dejado Canadá el año pasado para unirse a filas terroristas de Al Qaeda. El RCMP cree que fueron reclutados por un hombre que opera en la región del suroeste de Ontario, aunque no lo identificaron.

De igual forma, la Policía Montada admitió que estuvo investigando a los tres jóvenes e incluso interrogó a conocidos y familiares en junio de 2012, siete meses antes del atentado que terminó con más de 60 personas muertas en una planta de gas de Argelia, entre ellos 37 rehenes.

Sin embargo, una vez las autoridades de Argelia señalaron que dos canadienses estuvieron involucrados, el Gobierno Federal no lo confirmó y pidió esperar hasta realizar todas las investigaciones.

El tema ha levantado un fuerte debate en el país, sobre la gran cantidad de ciudadanos con nacionalidad canadiense que terminan uniéndose a fuerzas fundamentalistas y terroristas. Las noticias han hecho que el ministro de Inmigración, Jason Kenney, planteara medidas para luchar contra estos casos, como quitarle la ciudadanía a aquellos vinculados en casos de terrorismo.

En el pasado el Gobierno Federal también manifestó su preocupación por los numerosos casos similares que se han registrado en los últimos años.

Foto: CBC