sábado, 6 de abril de 2013

Mujer que asesinó a sus dos hijos en Alberta será deportada a Australia

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Allyson McConnell Alberta

Allyson McConnell será deportada de Canadá el próximo lunes rumbo a su país natal, Australia. Sin embargo, su historia no es un caso común de inmigración. McConnell fue sentenciada por haber asesinado a sus dos hijos hace tres años en Edmonton.

La mujer permanece en un centro médico de la metrópolis ubicanada en Alberta, donde ha sido tratada desde que ocurrió el trágico evento, en febrero de 2010. Su caso se ha convertido en un complejo proceso legal en el cual está involucrado hasta el departamento de inmigración.

Una comisión determinó este viernes que la ciudadana australiana tiene que salir del país, en cumplimiento con la orden de deportación que entró en vigencia el pasado jueves. Pero para el gobierno de Alberta esto es inaceptable.

Las autoridades provinciales se encuentran apelando la sentencia de McConnell, alegando que no fue lo realmente severa para lo terrible del caso. La mujer fue sentenciada el verano pasado a seis años de prisión, pero el mandato fue reducido a 15 meses por el tiempo que ya había pasado detenida.

Al haber cumplido los dos tercios de su sentencia (10 meses) fue aprobada su libertad condicional, por lo que entró en vigencia la orden de deportación que reposa sobre ella.

El ministro de Seguridad Pública, Vic Toews, admitió que el Gobierno Federal no puede intervenir, señalando que las decisiones de ambos entes son independientes. Esto significa que McConnell será deportada a Australia este lunes.

Pero el ministro de Justicia de Alberta, Jonathan Denis, dice que «esto no ha terminado», según relató al diario Edmonton Journal. El gobierno provincial se encuentra apelando la sentencia para realizar un nuevo juicio a la mujer, buscando obtener una «sentencia más justa».

Eso significará ahora tener que pasar por un proceso de extradición para traerla desde Australia. Alberta buscaba acelerar la apelación antes de que se cumpla la orden de deportación, pero no será posible.

Allyson McConnell ahogó a sus dos hijos, Jayden, de 10 meses y Connor, de dos y medio. El trágico hecho ocurrió entre el 29 de enero y 1ro de febrero de 2010. Su defensa alegó que la mujer sufría de depresión luego de un difícil divorcio. Luego de asesinar a sus dos hijos intentó suicidarse lanzándose desde un puente pero sobrevivió.

Foto: captura de pantalla CTV