lunes, 8 de abril de 2013

¿Qué piensan los argentinos de la muerte de Margaret Thatcher?

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

margaret-thatcher-en-las-malvinas

Hasta ahora no existe una reacción oficial de parte del gobierno argentino. Sólo opiniones sueltas. Es evidente que si bien la reacción de los argentinos no es de jolgorio, tampoco  es de pesar.

Margaret Thatcher trae malos recuerdos. Fue ella quien derrotó a Argentina en la guerra de las Malvinas.

En la islas Malvinas, o Islas Falkland para los ingleses, la reacción es diferente. La muerte de la bien llama Dama de Hierro, viene siendo objeto de «honda tristeza».

El consejero Mike Summers emitió un comunicado de prensa donde expresa a nombre de los habitantes de la isla su «gran tristeza» por la muerte de la Baronesa Thatcher. Al mismo tiempo, manifiestan su «más sincera gratitud» a Thatcher por su actitud demostrada en 1983, que garantizó «la libertad de las islas Falkland».

En la isla no hay un sólo primer ministro británico cuyo nombre denomine algún lugar de la ciudad, salvo Margaret Thatcher: el Thatcher Drive, un pequeño pero visible pasaje a la bahía de la capital. Delante del secretariado local y detrás del monumento a los soldados británicos muertos en la guerra con Argentina.

Thatcher visitó dos veces las Malvinas. En el verano de 1983 llegó de sorpresa al lugar. Luego estuvo en 1992 en el décimo aniversario de la guerra.

Como se recordará, el conflicto bélico, en el que murieron 255 militares británicos y 650 argentinos, comenzó cuando la junta militar argentina ocupó las islas Malvinas el 2 de abril de 1982 y terminó el 14 de junio de ese año, con la victoria de Gran Bretaña.

El 2 de mayo de 1982, Margaret Thatcher autorizó el ataque al crucero General Belgrano, de la Armada argentina, por parte del submarino HMS Conqueror. El Belgrano navegaba fuera del área de exclusión de las 200 millas en torno a las Malvinas. Ante este hecho, Thatcher ordenó su ataque y lo justificó diciendo que «estaba en una área que representaba un peligro para nuestras naves».

En el momento del conflicto era secretario de la Organización de Naciones Unidas, ONU, el peruano Javier Pérez de Cuellar, quien intentó sobremanera llegar a un acuerdo negociado para evitar más derramamiento de sangre. Sin éxito.

Tampoco fue exitosa la mediación de Alexander Haig, exsecretario de Estado de los Estados Unidos. Se sospechaba que su mediación no era «imparcial».

Asimismo, fracasaron los intentos del expresidente de México, José López Portillo, de organizar una cumbre «Galtieri-Thatcher», para llegar a un acuerdo de paz.

Fuentes: Clarin.com y la Nación.com

Foto: lanacion.com.ar