viernes, 19 de abril de 2013

Italia sigue sin presidente tras no conseguirse la mayoría en tercera votación en el Parlamento

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

parlamento-italiano

El Parlamento italiano pareciera ser una institución llamada a no lograr acuerdos políticos, en un momento crucial para el futuro inmediato de Italia.

Al igual que la elección de un Primer Ministro, que por el momento permanece en stand by, ahora con ocasión de nombrar al reemplazante de Giorgio Napolitano, en la presidencia de Italia, el escenario pare.

Este viernes se irá a una nueva votación y como en esta vez el candidato será elegido por una mayoría absoluta y no por los dos tercios como en la tres votaciones anteriores, las posibilidades de elegir a un nuevo presidente parecieran alcanzables. Se estima que Romano Prodi podría ser el elegido.

Informa EFE

Ninguno de los candidatos a nuevo presidente de Italia ha salido elegido tras la tercera votación en el Parlamento italiano, la primera de este viernes, ya que no se ha alcanzado la mayoría de dos tercios requerida para nombrar al sucesor Giorgio Napolitano, cuyo mandato finaliza el próximo 15 de mayo.

De los 1.007 electores que tienen derecho a participar en la votación, que se desarrolla en secreto, 250 respaldaron al jurista Stefano Rodotà; 34 al ex primer ministro Massimo D’Alema; 22 al también exjefe del Gobierno Romano Prodi, y hubo 465 papeletas en blanco, mientras que el resto quedaron repartidas entre otros candidatos.

La ronda concluyó sin un vencedor, como estaba previsto dado el desacuerdo que reina entre los partidos, sobre todo después del cambio de estrategia del Partido Demócrata (PD), que llegó por la mañana con un nuevo candidato, el ex primer ministro Romano Prodi, en lugar del exsindicalista Franco Marini.

Ante la imposibilidad de alcanzar la mayoría de dos tercios (672 votos) fueron muchos los que optaron por votar en blanco, con la mira puesta en el cuarto escrutinio, a partir del cual el número de votos requerido para ser designado Jefe del Estado se reduce y pasa a ser una mayoría absoluta (504 preferencias), con lo que las posibilidades de Prodi mejoran en esta segunda elección de la tarde.

En este constante tira y afloja y continuos movimientos entre los partidos para lograr conquistar la jefatura del Estado, los únicos que, por el momento, siguen firmes en sus intenciones son los miembros del Movimiento 5 Estrellas (M5S), del cómico Beppe Grillo, que desde el inicio apoyan a su propio candidato, el jurista Stefano Rodotà.

Romano Prodi, la nueva baza de Bersani

Y es que Romano Prodi llegaba como la nueva apuesta del Partido Democrático (PD) para presidente de Italia durante los próximos siete años, en una decisión adoptada en la asamblea de grandes electores del centroizquierda antes de que se inicie la tercera votación en el Parlamento para la elección del jefe del Estado y llega tras el fracaso encajado en los dos primeros escrutinios por el exsindicalista Franco Marini, propuesto como candidato en un primer momento.

Sin embargo, con Prodi será imposible el acuerdo del Partido Democrático con el Pueblo de la Libertad de Berlusconi. Con esta opción, Bersani da un bandazo más en lo que parecen coletazos de su agonía.

Romano Prodi difícilmente será presidente a primera hora de la tarde. Hasta la tercera votación hacen falta dos tercios de los votos. Sí que lo puede ser esta tarde cuando solo sea necesaria la mayoría absoluta y los votos de los grandes electores del Partido democrático parecen asegurar la cuota de 504 votos para conocer al sucesor de Giorgo Napolitano como inquilino del Palacio del Quirinale.

La designación de Marini como candidato, en una decisión acordada de forma consensuada entre el secretario general del PD, Pier Luigi Bersani, y el conservador Silvio Berlusconi, líder del Pueblo de la Libertad (PDL), había abierto una honda fractura en el seno de la formación progresista y del centroizquierda.

Y es que dentro del PD, varios de sus miembros consideraron que el exdemocristiano no representaba el cambio que Italia necesita, a lo que se añadió el recelo a que hubiera sido designado en acuerdo con Berlusconi, por lo que anunciaron que no iban a votar a Marini.

Un candidato de unión para el centroizquierda

Bersani señaló ante sus correligionarios que la candidatura de Prodi «cualifica a la coalición (de centroizquierda) y habla al país», mientras otro de los miembros de la formación progresista, Dario Franceschini, señaló que el nombre del ex presidente de la Comisión Europea «une» al pueblo del centroizquierda.

La elección de Prodi también recibió el visto bueno del partido Izquierda, Ecología y Libertad (SEL), aliado de Bersani y que había rechazado el voto a Marini.

Se espera que pueda atraer los votos del Movimiento 5 Estrellas de Bepe Grillo

«La de Marini fue una candidatura abierta a los acuerdos y nuestro rechazo no fue al nombre, sino al acercamiento con Berlusconi (…) Una candidatura como la de Prodi, si es compartida, podría ser interesante para nosotros y estamos dispuestos a alcanzar un acuerdo«, afirmó uno de los líderes de SEL, Gennaro Migliore.

Rechazo por parte de Berlusconi

Pero aún colocando a Prodi, de nuevo el derrotado de este proceso es el líder del partido democrático, Pierluigi Bersani. Berlusconi y Grillo son los grandes ganadores del fiasco Marini. Il Cavalliere adopta una impostura de defraudado argumentando que cómo puede pactar algo con el Partido Democrático si ellos mismos derrocan su propuesta.

La candidatura de Prodi, sin embargo, se topa con un pleno rechazo por parte de Berlusconi y los suyos, que habían mostrado una mayor predisposición a apoyar al también ex primer ministro progresista Massimo D’Alema, otro de los nombres que se había barajado en las últimas horas.

Foto: Pantalla video Euronews.com