domingo, 21 de abril de 2013

Sospechoso del atentado en el Maratón de Boston todavía no puede ser interrogado

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Infrarrojo Sospechoso Maratón Boton

Dzhokhar Tsarnaev se recupera de sus heridas en el mismo hospital donde también se encuentran 11 personas heridas por las bombas que él colocó junto a su hermano el lunes pasado durante el maratón de Boston.

El joven de 19 años, de origen checheno pero nacionalizado estadounidense, se encuentra en estado grave pero estable. Sufrió un disparo en la parte trasera de su cuello durante un enfrentamiento con las autoridades durante una persecución de casi 24 horas que paralizó a toda la metrópolis del estado de Massachusetts.

Mientras las autoridades esperan a que se recupere para poder interrogarlo y finalmente acusarlo por el sorpresivo atentado que sacudió a la nación norteamericana.

Este domingo se conocieron más detalles de toda la operación que terminó en el suburbio de Watertown.

El jueves en la noche Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, quienes habían sido señalados como los sospechosos del atentado, se cruzaron con un oficial del MIT. Se bajaron de dos vehículos robados y se enfrentaron al valiente oficial. En el intercambio murió Tarmerlan, de 26 años, así como el oficial de policía.

Dzhokhar Tsarnaev logró escapar y se dirigió hacia la región de Watertown. Lo que dio lugar a una paralización completa de la ciudad y una búsqueda casa por casa del joven sospechoso. Los vecinos escucharon disparos, gritos, pero no lograban atrapar al hombre más buscado de Estados Unidos.

Finalmente un vecino de la región dio la pista final. Vio que su bote, el cual tenía parado en el patio de su casa, tenía algo raro. Las tiras del cobertor estaban sueltas y había manchas de sangre.

Entre el miedo logró llamar a la policía. En pocos minutos un helicóptero sobrevoló la zona y con la ayuda de imágenes térmicas pudo determinar que Dzhokhar se encontraba dentro del bote, escondido y sangrando por una herida que había sufrido unas 20 horas antes.

Tras un nuevo intercambio de disparos y un intento de diálogo, la policía logró neutralizar al sospechoso con un disparo, poniendo fin a la ya calificada por muchos como la más grande persecución de un sospechoso en la historia de los Estados Unidos.

Las autoridades todavía necesitan interrogar a Tsarnaev y presentar los cargos formales por el caso, entre los que podría estar el uso de un arma de destrucción masiva y cargos por terrorismo.

Algunos medios han reporta que si bien sería poco probable, un sector del Gobierno Federal estadounidense estaría pensando en buscar la pena de muerte.

Este domingo las autoridades mostraron videos exclusivos del momento de la captura de Tsarnaev, con lo que buscan poner fin a una de las tragedias que más impactó a la sociedad estadounidense desde los atentados del 11 de septiembre.

Tres personas murieron a causa de las dos bombas caseras que explotaron. Un niño de ocho años, una joven gerente de un restaurante y una estudiante de origen chino.