lunes, 27 de mayo de 2013

El apartamento de Luka Rocco Magnotta en Montreal tiene un nuevo arrendatario

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Luka Rocco Magnotta Audiencia

Hace un año se descubría el cuerpo del estudiante chino Jun Lin, lo que daría inicio a uno de los casos de asesinato más impactantes en la historia de Montreal y todo Canadá.

12 meses después el apartamento donde vivía Luka Rocco Magnotta, y donde presuntamente asesinó y descuartizó a la víctima, ya tiene nuevo arrendatarios.

Según reporta la agencia Canadian Press, el apartamento ubicado en el sector de Snowdon, ya está ocupado por un hombre, quien al parecer es extranjero.

Se desconoce si el nuevo inquilino conoce el trasfondo y la historia que tiene su nuevo hogar.

El gerente del edificio dice que los últimos meses fueron difíciles. Tras el crimen pocas personas se querían acercar al edificio, algunos inquilinos decidieron mudarse y los apartamentos empezaron a vaciarse.

Desde el crimen unas 10 familias decidieron buscar techo en otra parte de la ciudad, lejos del lugar del espantoso crimen.

Luego de seis meses empezó a haber movimiento nuevamente. Un primer inquilino tomó el antiguo apartamento de Magnotta, quien espera por su juicio por el impactante caso. El hombre es acusado también de enviar partes del cuerpo de Lin a través del correo a distintos partidos políticos.

El primer inquilino que tuvo el apartamento del presunto asesino terminó mudándose a las pocas semanas. Se desconoce si estuvo vinculado el historial del pequeño apartamento.

La modesta vivienda, que se alquila por unos $500 al mes, fue reseñada en todo el mundo durante la persecución de Magnotta, quien fue detenido en Alemania luego de varios días de búsqueda por distintas policías internacionales.

El gerente admite que esto tuvo un impacto negativo, aunque poco a poco la situación pareciera volver a la normalidad.

El apartamento donde murió Jun Lin fue renovado. El piso fue arreglado, así como todas las alfombras cambiadas, fue pintado y los muebles renovados.

Sin embargo, todavía quedan tres apartamentos libres y el recuerdo de lo que sucedió ahí tardará en desaparecer.

Foto: captura de pantalla CTV