jueves, 18 de julio de 2013

Conflicto de diplomáticos canadienses: sindicato propone resolver la huelga por medio de arbitraje

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Diplomáticos Canadienses

El sindicato de trabajadores diplomáticos de Canadá envió un mensaje claro al Gobierno Federal: quieren solucionar el conflicto laboral que viven por medio de arbitraje.

Este jueves PAFSO / APASE (por sus siglas en inglés y francés) señaló que llevarán el conflicto a un nuevo nivel, luego de mantener huelgas rotativas desde el pasado mes de abril.

El sindicato, que reúne a más de 1.300 trabajadores en Ottawa, así como en todo el mundo, dice que el Consejo del Tesoro de Canadá debe responder antes del mediodía del próximo 23 de julio a la petición que presentaron este jueves.

El organismo pide que el conflicto laboral sea arreglado por un árbitro independiente que tenga poderes vinculantes.

“Si no recibimos una aceptación por escrito para ese momento, asumiremos que el Gobierno la rechazó”, señaló Tim Edwards, presidente del sindicato.

De fallar este intento de arreglo, las huelgas y paralizaciones temporales de los trabajadores continuarán. “Estamos preparados para mantener nuestra huelga durante el verano y pasado el otoño si es necesario”, señaló Edwards en un comunicado. “Preferiríamos que el Gobierno acepte nuestra oferta de arbitraje para que podamos volver a hacer lo que sabemos hacer mejor: construir un futuro más próspero, seguro y diverso para Canadá”.

El sindicato tiene un par de años peleando por un nuevo contrato colectivo para sus representados. Señalan que en la actualidad sus miembros ganan entre $3.000 y $14.000 menos por año que el resto de los empleados federales de Canadá.

Pero el Gobierno Federal dice no estar dispuesto a dar su brazo a torcer. Desde el principio han señalado que los salarios de los trabajadores diplomáticos son justos, tomando en cuenta todos los beneficios que reciben.

Estos profesionales pueden ganar entre $58.000 y $112.000 según aparece en la página del Consejo del Tesoro de Canadá.

El sindicato dice que cerrar la brecha de salarios en relación al resto de los trabajadores públicos le costaría al gobierno solamente $4,2 millones durante los próximos cinco años, lo cual, a su juicio, es poco tomando en cuenta el impacto que puede tener la huelga en la economía canadiense.

La Asociación de la Industria del Turismo dice que este sector podría perder unos $280 millones este año producto de las paralizaciones y retrasos en el servicio diplomático.

Pero para el ministro encargado, Tony Clement, esto es más una estrategia de “chantaje” para querer torcer el brazo del Gobierno Federal.

El impacto en la inmigración

Desde el inicio de la huelga muchas han sido las quejas sobre el impacto que puede tener el conflicto laboral en el sistema de inmigración de Canadá, parte del cual depende de los trabajadores de PAFSO / APASE.

Los tiempos de espera para visas de turismo, de estudiante, así como para el procesamiento de residencias permanentes se han aumentado, según señala el sindicato y confirma el mismo Ministerio de Inmigración.

Las paralizaciones temporales han afectado en algunas ocasiones la embajada de México, la cual es el eje principal de inmigración para toda la región latinoamericana, donde miles de personas esperan respuesta sobre sus visas.

Los trabajadores han pedido disculpas por los retrasos pero dicen que es un mal necesario a asumir en la actualidad para poder conseguir sus objetivos laborales.

Mucha gente temió que la huelga también afecte al sistema de inmigración de Quebec, el cual es independiente desde el año 1991. Sin embargo, el ministerio provincial confirmó a Noticias Montreal hace unos días que todo el proceso de aprobación y emisión de los Certificat de Sélection du Québec se está realizando con normalidad. Los retrasos son a nivel federal.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto vía Twitter – @pafsoapase