martes, 20 de agosto de 2013

Proyecto de ley sobre los «valores québécois» genera críticas incluso antes de ser presentado

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Bandera de Quebec

El gobierno de Pauline Marois todavía no ha presentado formalmente su proyecto de ley sobre los “valores québécois. Sin embargo, el tema ya está generando un fuerte debate.

La legislación, que será presentada ante la Asamblea Nacional por el diputado Bernard Drainville, busca enviar un mensaje claro sobre los límites de la religión y otros símbolos en los entes de la provincia.

El diario Journal de Québec señala que, en base a información obtenida de distintas fuentes, el proyecto de ley prohibirá el uso de cualquier símbolo religioso, como burkas, el kippa judío e incluso una cruz católica.

Los empleados gubernamentales, así como las decoraciones de ministerios, cuerpos policiales, tribunales y todo tipo de edificio del gobierno provincial no podrán llevar símbolos de carácter religioso.

La medida serían un paso más en el plan del gobierno soberanista del Parti Québécois de luchar contra los llamados “males del multiculturalismo”, que es visto por muchos como una política que defiende los derechos de las minorías en detrimento de los de las mayorías.

Estos debates se han generado en parte por los numerosos casos de “acomodamientos razonables”, en los que miembros de una religión o cultura específica obtienen beneficios y ciertas libertades para adaptar a sus tradiciones y culturas.

De igual forma, el proyecto de ley del ministro Drainville busca reafirmar el carácter laico del gobierno regional, algo que ha sido punto de debate por varias décadas.

Las informaciones aparecidas este martes en los medios han levantado todo tipo de reacciones, especialmente en los partidos de oposición en el parlamento.

El líder del Partido Liberal de Quebec, Philippe Couillard, dijo a la agencia Canadian Press que el PQ no debería esconderse detrás de “un balón de ensayo” político y exigió explicaciones claras sobre lo que planean con esta ley.

Otro ministro liberal, Raymond Bachand, dijo a la cadena Radio-Canada, que esta ley lo que buscaba es distraer la atención de los temas que más importan a la mayoría de los ciudadanos, que son el empleo y las finanzas de la provincia.

Québec Solidaire, partido también soberanista, criticó la postura de las tropas de Pauline Marois, señalando que la estrategia para abordar el tema de la laicidad fue la errada.

“Se ataca a los símbolos y los individuos, mayoritariamente mujeres, pero en el fondo no arreglamos nada”, señaló la diputada Françoise David en un comunicado. “Durante ese tiempo el Estado continuará subvencionando las escuelas religiosas hasta en un 60%. ¿Dónde está la neutralidad del Estado ahí? ¿Cómo puede prohibir el porte de un velo a un funcionario que trabaja en un cubículo o el llevar un kippa por parte de un médico, asegurar la preservación de los valores québécois?

El proyecto de ley debería ser presentado el próximo mes cuando la Asamblea Nacional retome sus labores luego de las vacaciones de verano.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal