jueves, 22 de agosto de 2013

Hombre de Utah ofrece recompensa por identificar al autor de carta que pedía practicar eutanasia a niño autista de Ontario

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Carta odio Max Niño Autista Ontario

La historia de Max, el niño autista de Ontario que fue víctima de una carta llena de insultos, levantó la indignación de muchos, no sólo en Canadá, al punto que están dispuestos a hacer algo al respecto.

El padre de un niño autista de Utah, impactado por la noticia, decidió dar un paso al frente y ofreció $100 a quien logre identificar al autor del texto que fue enviado a la abuela de Max en la región de Newcastle, Ontario, en el que le pedían practicarle la eutanasia para acabar con los “problemas” que genera por su condición.

El hombre se llama Wade Huntley. Su gesta comenzó en un comentario que dejó en un artículo del portal del Toronto Star, alegando que el autor de la violenta carta “no merece el anonimato luego de las cosas llenas de odio que dijo”.

Luego fue a su blog, en el cual relata las cosas que ha vivido como padre de un niño con discapacidad. Según explicó, los $100 son lo único que puede ofrecer en este momento, aunque confía en que serán más que suficientes.

«Dadas las cosas hirientes que dijo, dudo que sea necesaria cualquier tipo de recompensa para revelar quién eres», escribió en un corto texto en el que explicó las razones para tomar la medida.

Se trata de una más de las numerosas señales de apoyo que ha recibido la familia de Ontario luego del incidente, el cual se propagó por internet en cuestión de horas. Según reporta la agencia Canadian Press, muchas personas se han ofrecido para pagar las cuentas de la familia, así como le han enviado regalos y mensajes de apoyo.

Mientras, la policía sigue investigando el caso y meditando las diferentes opciones que podrían tomar para presentar algún tipo de cargo contra el autor de la carta, quien todavía no ha sido identificado.

A inicios de semana la oficina del Fiscal de la Corona de Ontario señaló que la evidencia no era suficiente para poder presentar cargos por crimen de odio, por lo que los fiscales tendrían que preparar otra estrategia.

Foto