martes, 27 de agosto de 2013

La marihuana no es tan inofensiva para los adolescentes como se cree, según nuevo estudio

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Piden a Canadá que rectifique su postura hacia la marihuana

La marihuana no es tan inofensiva como se cree. Al menos eso advierte un nuevo estudio publicado este martes por expertos de la Universidad de Montreal.

Didler Jutras-Aswad, de la mencionada casa de estudios, junto con su colega estadounidense, Yasmin Hurd, del centro médico Mount Sinai, explican que el cannabis influye sobre los mecanismos responsables de la adicción en los cerebros de los adolescentes.

Estos siquiatras afirman que considerando la naturaleza del cerebro del adolescente, los consumidores de cannabis a esta edad están particularmente expuestos a adquirir comportamientos de dependencia y a sufrir otros efectos negativos en el largo plazo.

«Entre las drogas ilíticas, el cannabis es la más consumida por los adolescentes, porque muchos lo consideran como poco nocivo. Esta percepción ha aumentado el acceso y lleva a muchos Estados a aprobar su legalización”, aseveraron los investigadores.

De acuerdo con estos especialistas, el debate público actual sobre esta droga no da la suficiente importancia a sus efectos en los adolescentes, uno de los grupos más vulnerables en la población.

Los debates tampoco consideran los conocimientos científicos disponibles. Los especialistas explican que su objetivo no es llegar a la conclusión de que la marihuana es buena o mala, sino advertir a las personas que podrían sufrir más los efectos nocivos y así activar medidas adecuadas para prevenir este riesgo.

Los autores de esta investigación, publicada en la revista  Neuropharmacology,  están de acuerdo en el hecho de que son necesarios otros estudios científicos para comprender los efectos al largo plazo del consumo de cannabis de parte de adolescentes y su comportamiento, pero creen que los conocimientos actuales muestran que fumar marihuana deja efectos grandes sobre los comportamientos de dependencia en la edad adulta.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron los resultados de más de 120 investigaciones de diferentes aspectos de la relación entre el cannabis y el cerebro de los adolescentes.

De acuerdo con el reporte, cuando la primera exposición de un adolescente a la marihuana se hace al comienzo de esta etapa, el efecto del cannabis parece más pronunciado en problemas vinculados a la salud mental, el éxito escolar y la delincuencia.

El cannabis genera reacciones en el cerebro por receptores químicos situados en las zonas asociadas al aprendizaje, la búsqueda de recompensas, la motivación, la toma de decisiones, la adquisición de costumbres y las funciones motoras. Como la estructura del cerebro cambia rápidamente durante la adolescencia, los científicos creen que el consumo de cannabis a esta edad influye ampliamente en la evolución de estos aspectos de la personalidad.

De acuerdo con el reporte de Radio-Canada, cerca de 25% de los consumidores de marihuana en la adolescencia desarrollan una relación de abuso o de dependencia de esta droga.

Otros estudios demuestran que la dependencia al cannabis puede ser heredada por genes que producen los receptores y una enzima que interviene en la metabolización del THC.

Foto: Flickr – Prensa420