miércoles, 28 de agosto de 2013

Una mujer en el politburó del grupo terrorista peruano Sendero Luminoso

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

camarada-olga-ingresa-al-politburo-de-sendero-luminoso

Tras la muerte del dirigente senderista «Alipio«, abatido recientemente en un ataque de las fuerzas policiales peruanas, una mujer sería la que ocuparía su puesto en la organización Sendero Luminoso.

Se trataría de la «camarada Olga«, cuya identidad verdadera sería la de Tarcela Loya Vilchez, de 45 años, nacida en la comunidad de Tambobamba, en el departamento de Ayacucho, según publica hoy el diario peruano La República.

«Olga» pasaría a ser la número tres en cuadro de la dirigencia política del ya reducido grupo terrorista que opera en las selvas del Vrae, llamado así con sus siglas del Valle del Río Apurímac y Ene. Selvas de montañas inaccesibles y regiones inhóspitas, que se expanden precisamente en la provincia de Huanta en Ayacucho, de donde es oriunda la «camarada Olga».

Según la misma fuente, «Olga» milita en las filas senderistas desde hace más de 20 años, al igual que sus hermanos Mauro y Bacilia. Mauro murió en un enfrentamiento con la policía en 1984 y Bacilia se refugió en las montañas del Vrae, también llamadas Vizcatán.

La llegada de esta mujer a las alturas de la dirigencia senderista no es de gratis. Ella ha demostrado ser una mujer de «fuerte carácter, experta en el manejo de las armas» y con su dosis de maldad, característica de la línea de mando de la agrupación política.

Según exsenderistas, «Olga» es la entrenadora militar de los niños que viven confinados en los campamentos senderistas, cuya prueba final de su entrenamiento es entregarles un arma para que rematen algún policía o militar que resulte herido o capturado en cualquiera de los enfrentamientos que, con frecuencia, mantienen con la policía.

El «camarada Pelayo«, senderista apresado por la División de Investigaciones Especiales de la Dirandro (Divinvesp) el 23 de diciembre del 2010, describe a la «camarada Olga» de este modo:

«Es una mujer pequeña, de un metro 50 de estatura, de contextura gruesa, de unos 46 años. De cabello lacio, corto y negro, tez trigueña, ojos negros. Tiene la apariencia de ser de la Sierra. En el abdomen tiene una cicatriz de una operación del apéndice. Sabemos que actuó como profesora en el valle del Ene».

Pelayo dijo «Olga» se ocupaba de la «economía» de la agrupación y que ella misma «cobra los cupos» a los narcotraficantes que operan en la región.

Otro senderista -también citado por La República- corroboraba lo que decían de «Olga» otros declarantes: «Es una mujer fría, calculadora y muy violenta. Para probar el valor de sus alumnos, los lleva a las emboscadas para sustraer las armas de los militares y policías heridos, y con estas les enseña a rematarlos con tiros en la cabeza».

Foto: Peru.com